Verte

¿Porqué te atormentas tanto? No tiene importancia si en este momento no te apetece pronunciar ni tan sólo una palabra. El silencio que sostienes con tu mirada, es igual de expresivo que la llama del fuego que quema, sin apenas hacer el más mínimo sonido con los rastrojos que arden en el interior de la hoguera. A pesar del silencio tan grande que te hace estar ausente y distanciado de todo a quien te une un lazo de afecto, yo sí que puedo decirte que te percibo muy cerca de mi. Existe una sensación en el aire que me dice que te mantienes ahí, sincera y leal al amor que te estremece por dentro.

Que no te quepa la más mínima duda, que lo único que prefiero es verte, cara a cara. Aunque tú no tengas ganas de decirme nada, ya se encarga tu silencio de mostrarme intensamente cuales son cada una de las emociones que corren por tu cuerpo, igual que lo haces aquellas otras veces cuando produces un ruido suave y remiso ante las experiencias que vivimos los dos.

No le des ahora mayor importancia al silencio que ya mañana hablaremos con amplitud de lo que hoy nos pasa. Y, tampoco olvides que para mi tú contribuyes a la chispa que enciende la llama de nuestra afecto. Sin mi y sin ti, el fuego de nuestro amor quedaría reducido a cenizas en un abrir y cerrar de ojos.

By | 2017-07-20T21:07:02+00:00 Enero 25th, 2016|Personal|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies