Has hecho frente con valentía por avanzar en el camino a las circunstancias tan complejas que sucedieron ayer. A partir de ahora, cólmate de fuerza y de pensamientos positivos. No bajes los brazos. Volverán a surgir nuevos acontecimientos. Lo que tú no hagas por ti, no habrá nadie que lo haga. Aférrate a la vida y abandona la pena. La soledad es causa de tus miedos e inseguridades. Hazle frente. ¿Acaso has olvidado cuántas ocasiones la vida ha dado la cara por ti? Ha llegado el día en que tú también des la cara. Es tu momento. Completa tu alma escapando de tanta desidia y desgana. No pierdas el hilo que conecta con tu corazón. ¡Con valor, inténtalo!