Un duende; sin rastro, sin noticias

Sin noticias, a estas alturas, estoy un poco preocupada, porque no sé que ha podido pasarle, después de que lo captase con la Webcam no he sido “víctima” de ninguna de sus travesuras, ni de receptora de ninguna notita a la que estaba convirtiéndose en frecuente, si se quiere incluso una  “costumbre”, pues, se trataba como si de unas sorpresas mañaneras; de unos buenos días imprevistos.

Y es que, he de confesar que me preocupa no saber nada. En parte, no mucho, porque sé que ha andado en las noches por aquí –haciendo de las suyas-, pues, ciertos ruidos y movimientos que identifico cómo suyos, he podido seguir escuchando y evidenciando, pero así, de saber de él de forma directa, no; ninguna noticia. Y creo que esta ojo a visor,  para sí quiero pillarlo nuevamente; andando como suele decirse –con pies de plomo-, quizás por ese miedo a ser visto, je, je, je…

Anuncio de esto aquí porque como sé mira lo que escribo y me sigue de cerca; para cuando lea esto se haga evidenciar de alguna manera. Me haga saber de su presencia real en la Buhardilla, sin haberse ido que es lo que creo.

Como dijo se quedaría, quería quedarse, no saber de él directamente, me da qué pensar, quizás se ha tenido que ir, algo en sus planes cambiaron, le afectó el verse en público, inesperadamente… Espero lo entienda, sea como sea; mi preocupación por mí salud mental tenía que cuidarla, no me podía exponer así ligeramente, creyendo que perdía el norte con impresiones de ver y presentir lo que no era, y que pude confirmar en su momento. Sí, su presencia era real.

Ahora que me fijo bien, no me había dado cuenta más hasta este mismo instante. Cuando hago referencia a él, al duende, lo hago sin como en las primeras veces dijese e hiciese, sin saber su nombre, sin saber cómo se llama; y es que me supongo debe de tener nombre propio que lo identifique, –todos tenemos un nombre– a pesar de no haberme dicho así es, alguno debe de tener, seguro. Da igual de dónde se sea –todos lo tenemos– y él, supongo no será menos… Nombre por el que nos llaman, nos regañan, nos quieren, nos buscan…

Pensando, pensando, mientras no se identifiqué o sí, ya veremos. Si os animáis ¿Por qué juntos no le buscamos un nombre, mientras se decide a identificarse?

Esperando saber de él, confiando en que si está por aquí lea esto y dé señales…
Esperando a ver qué pasa…

By | 2017-06-19T19:26:27+00:00 Enero 27th, 2012|Personal|14 Comments

14 Comments

  1. carloson 27 Enero, 2012 at 21:06

    Menos mal, nos haces llegar noticias, a pesar no hay ninguna en sí misma, más que no hay ninguna; tenía ganas en conocer la situación. Una faena su falta de noticias. No deseseperes amiga, aparecerá 😉

    Me gusta buscarle nombre. Que te parece Shuri??

    Abrazos.

  2. cristina098 28 Enero, 2012 at 0:00

    Fantástico Arancha 😉

    Si recibes respuesta, dilo!! Estoy como tú, esperando saber 😀

    Original el nombre Shuri, Carlos.

    Chao.

  3. Trébol 29 Enero, 2012 at 0:21

    En verdad pocas noticias hay, y que la noticia es que no la hay, y eso no sé si me inquieta más que si la hubiese, aún arriesgándome a alguna de sus travesuras, que es lo que sería como otras veces motivo de su –aquí estoy– así que con esperanza de que su simpaticona nariz este por aquí, su cuerpecito escondido en algún rincón, lo espero.

    Abrimos esa lista ¡gracias por hacerlo vuestro e implicaros!

    Al nombre, es que no puede ser que esté así sin identificar, además merece un nombre, aunque sea travieso, es como un respeto. Segura de que él como yo, un poco de cariño también me tiene. más en común de lo que da a entender; –tiempo al tiempo-. 😉

    Por supuesto os cuento ¿cómo creeis no haré?

    Un fuerte abrazo, amigos.

  4. Velvetina 30 Enero, 2012 at 9:17

    Como una es “bruja” digamos que puedo llegar a ser una entendida en este menester de los duendes pues, quieran ellos o no quieran ellos, forman parte de este mundo imaginario que muy poquitos podemos ver más allá de nuestros propios ojos.

    Ese duende, (dueño de tu casa como cualquier buen duende que se precie) ten por seguro que se ha instalado sin remedio entre tus cuatro paredes (aunque no lo veas ¡está ahí!), tan sólo es que el muy jodío tan sólo te ofrecerá señales en esos momentos en los que tú te halles en total tranquilidad (es muy travieso ¡lo sé!, pero también ¡muy , muy, muy tímido!)… Así que ¡no te preocupes si durante un tiempo no aparece!.

    Respecto a su nombre, dado que admites sugerencias para bautizarlo, yo te propongo las siguientes:
    GUANCHE (¿no sois acaso los dos aborígenes de las Islas Canarias?).
    ACHINED (que es el nombre antiguo de la isla de Tenerife. Recuerda que tu duende tiene muchísimos años).
    CHIJORAJI (que es el hijo de Chaxiraxi que a su vez es la diosa madre de los dioses de Tenerife).

    ¡Sí! ya sé que no he sido muy original, pero al menos ¡buscando nombres adecuados para tu duende he aprendido un poquito más sobre el lugar en donde naciste!.

    Un abrazo para ti y ¿cómo no? para tu duende.

    Velvetina

  5. Trébol 30 Enero, 2012 at 14:57

    ¿Cómo bruja? Anda, una bruja de las buenas, aunque con escoba, para barrer las cosas malas y dejar las buenas, como un hechizo.
    No dudo sea un buen duende el amigo, que sus sentimientos e intenciones sean buenas, sé que anda por aquí todavía, porque de noche y sin creer son cosas mías, escucho ruidos y movimientos como en sus primeros días; antes de que me dijese por sus notas, o lo pillase con la Webcam de su presencia. Lo que ocurre es eso mismo, el no saber qué pasa, por dónde se mueve, me produce incertidumbre… en el fondo, porque me gustan los duendes.

    A esa parte del mundo imaginario mío propio, y sin que me oiga mucho, para que no se confíe de mi afecto, me demuestre el suyo por el mío, sin tomar su instalación aquí, como una invasión, poniendo poco remedio porque no me gustaría en el fondo se fuese… Me apenaría.
    Sin embargo, a esto, a lo poco que conozco, sé es muy travieso, y esto puedo tomarlo en esta ocasión de un lado como una llamada de atención a mi pillada.
    ¿Tímido con esa nariz respingona que vislumbro de la imagen tomada? no sé yo, aunque bien es verdad que todos los seres tenemos en nuestro interior una parcelita de timidez… A ver si se la pillo 😉
    como conoces de ellos Velve, porque las veces que el muy jodío me ha dicho, ha sido así mismo, estando tranquila y confiada; creyendo al inicio eran imaginaciones mías lo que venía ocurriendo…
    los nombres me ha gustado, por ahora y para no influir en quién quiera decir otro no me decanto, je, je, je… Así que de momento seguimos en esa búsqueda y él sin identificar. Por supuesto se admiten sugerencias ¡como en las apuestas!
    No creas eres la única que aprende con el duende, en buscar cosas para él, yo en este tiempo he aprendido muchas cosas de sus vidas, costumbres. Tengo un manual que me dejó en sus primeras notas no sé si recuerdas, y mientras ver en que termina ocurriendo todo, lo miro y tomo nota de sus cosas. De lo que tiene que ver con su vida.
    Te agradezco enormemente Velve verte por aquí, por la buhardilla, por supuesto que has sido original, a mi me encantan tus palabras, además más que original, sé que son de verdad, lo que piensas.

    Gracias por entrar, quedarte y tomar ése café en forma de texto, palabras escritas. Cuando quieras aquí siempre será recibida.

    De mi parte, y segurito que de la suya propia también, recibido ese abrazo, devuelto con igual intensidad.

    Un abrazo, guapa.

  6. cristina098 30 Enero, 2012 at 21:44

    Aranchita, aranchita. Al final ése duende te va a robar el corazón. Sus travesuras no logran cambiarte y nos demuestras que grande eres. ¡Empiezas a quererlo!

    Me gusta CHIJORAJI, puede ser el hijo de los dioses de los duendes 😉
    Saludos a todos.

  7. carloson 1 Febrero, 2012 at 11:29

    Con el corazón que tiene esta chica nuestra, nada me extrañaría…
    ¡¡Que le pasará a ese duende!! 😉

  8. naufraloq 1 Febrero, 2012 at 15:02

    ¡¡¿¿Se fue??!! 😉

    Estará esperando el ataque!!

  9. naufraloq 9 Febrero, 2012 at 23:00

    ¿Qué sabes del duende Arancha?

  10. Trébol 9 Febrero, 2012 at 23:57

    Marta, escucho cosas raras de noche, creo que esta por aquí, aunque hace días no era como ahora… Una amiga vino a verme, y tiene una emisora de radio, y suponemos se camufló en su ropa la última vez que vino y esta vez regresó, pero hasta no saber de él no sé que decirte… De momento sigo buscando nombre a si se queda aquí.

    Un abrazo.

  11. […] directas después de que lo pillase, y otros días antes; durante ya también algunas semanas y días ausente desde entonces, por lo que no sé si debido a los distintos acontecimientos deportivos y sociales, […]

  12. […] seguro os preguntaréis que pinta aquí la ‘Rana Gustavo’. La cuestión, es que, después de días sin tener noticias del amigo el duende “Koilag”, a quién de manera oficiosa ya paso a nombrar y llamar así; y a quién en breves días honraré […]

  13. […] seguro os preguntaréis que pinta aquí la ‘Rana Gustavo’. La cuestión, es que, después de días sin tener noticias del amigo el duende “Koilag”, a quién de manera oficiosa ya paso a nombrar y llamar así; y a quién en breves días honraré […]

  14. La Buhardilla de Trébol 14 Octubre, 2012 at 12:46

    […] seguro os preguntaréis que pinta aquí la ‘Rana Gustavo’. La cuestión, es que, después de días sin tener noticias del amigo el duende “Koilag”, a quién de manera oficiosa ya paso a nombrar y llamar así; y a quién en breves días honraré […]

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies