Restaurante con admisión… ¿de personas?

Actitudes y comportamientos como los que podemos leer en un restaurante a través del acontecimiento tan desagradable que los amigos Dabo y D. Fernando son condenables (ambas entradas sobre lo ocurrido vía: daboweb y sinlavenia).

Cuando lo único que pretendían no era más que pasar un tiempo entre amigos, y disfrutar de esos entrañables momentos de charlas, y de risas, como a todo nos gusta cuando nos reunimos un mal comportamiento, puede echar a perder la ocasión. Hecho éste que no terminó tan desagradable, y de lo cual me alegro que así fuera. Sin embargo, estas son las cosas que todavía me pregunto cómo es posible que sigan estancados en el mismo pensamiento arcaico y de escasa empatía en donde la naturalidad se pierde, y los tabúes florecen de un modo radical. Después de haber superado un cambio de siglo en el que las antiguas y las nuevas generaciones presumimos de comprensión, igualdad y normalización entre personas debe haber crecido no es este el mejor ejemplo de nada de ello.

[…]

By | 2017-07-12T21:03:30+00:00 julio 20th, 2008|Opinión bloguera|0 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies