‘Domingo de Ramos’: Domingo de Semana santa

Domingo de Ramos, muchas son las “burritas” que hoy, Domingo, ya habrán recorrido las calles de municipios y lugares de cualquier recóndito lugar; donde se asiente, una ermita, un templo, una capillita. Por grande, pequeña ó sencilla; cada una, llena de fe, pasión y sentimiento. Pues para cada uno, esconde este día, un significado, un deseo especial y diferente. En el fondo un mismo deseo; un acercamiento, y encuentro espiritual.

Último Domingo de la Cuaresma. La que oficialmente comenzó, el miércoles de ceniza, hace ahora treinta y tres días, y que justo terminará, el próximo jueves, Jueves Santo. Cuarenta días, transcurridos. Antes de la Misa de la Cena del Señor.
Cuarenta días, que según la biblia, entre algunas de sus referencias, apuntan al ‘cuarenta’, a lo simbólico de estos cuarenta días, previos a la celebración de la Semana Santa;  con la prueba de los idénticos cuarenta días, en los que Jesús previos a su misión pública, vivió abocado en el desierto. Así como a los cuarenta días a la duración del diluvio, etcétera.
Tiempo los cuarenta muy unidos a la vida de Jesús y del pueblo Judío. Que sin duda, hacen de lo casual de este tiempo coincidente, toda una curiosidad, o al menos a mí así me resulta, el cuarenta, en la vida de Jesús.

Tradicional y esperada, procesión de la “Burrita” que pone el inicio oficial, de la Semana Santa, y con ella, lo concerniente a las diferentes carreras procesionales, y actos litúrgicos-religioso, culturales, que durante esta semana, de recogimiento, fe, y reencuentro, se podrá vivir y sentir intensamente.
Niños y mayores, deseosos de presenciar, la entrada triunfal de Jesús por las calles del municipio. Recibirlo de manera triunfal en procesión. Empezando así, la celebración de los “Misterios de la Pascua y Resurrección”.

Procesión que a la posterior bendición, en la talla de la Burrita, se evidencia.  Inundando las calles de Mucho “verdoso” y amarillo casi blanquecino para la llegada del mesías.
Hojas de olivos y de palmas, que junto ése característicos olor, penetra; se queda y vive, reapareciendo recuerdos y sensaciones en la retina.
Haciendo del ambiente, sea todavía un poco más hoy, especial. Envolviendo todo de sencillez, y un sentimiento interior, que invita a un mayor recogimiento. Un sentido, más interno; es quizás como mejor definirlo.
La fuerza que da al espíritu. Desde la sencillez de unas hojas de olivo y unas palmas.

Color y olor, que impregnan a una mañana de domingo, de Ramos, hoy, que abrió así las puertas, y las carreras oficiales de Semana Santa… “La Burrita”, una de esas procesiones que dejan huella y emotivos recuerdos.

Al menos, a mí me dejo en mi retina, ahora reviviendo para estas alguna de las palabras que comparto.

Recordando cómo días previos al domingo, buscaba el palmito que más me podía gustar, para el domingo procesionar, y alabar así de esa manera el paso, […]

By | 2017-06-19T19:26:13+00:00 Abril 1st, 2012|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|6 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies