Miradas

Me miras con el rostro totalmente desencajado haciéndome copartícipe de tus miedos, el anhelo y la pasión que mantienes por vivir. Cólmate de valentía y hazle frente a tanta inseguridad, empuñando en tu defensa el entusiasmo de tu alma. Sólo así, vencerás y vivirás sin tantos miedos que te paralizan en medio del camino. Mira al frente, convencido de que vas a gozar y a ser cómplice de este nuevo crepúsculo matutino.

By | 2016-07-27T09:30:47+00:00 julio 27th, 2016|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|0 Comments

El tambalea el alma

Abro los ojos, mientras compruebo que el alma se tambalea, y los pensamientos ardientes se avivan después de disfrutar de la noche bajo un cielo envuelto de estrellas. A pesar del frío que sentí, las emociones se envolvieron con tus palabras y abrazos tropicales. Siempre mis ojos distraídos vuelven a esperarte al alba para verte surcar el cielo de mi alma con tu bufanda hasta los ojos y tu automóvil gris. Mientras, tu mirada se adentra en la mía, no espero nada extraordinario de ti, únicamente te pido me des tu mano para no seguir tambaleándome.

Si lo prefieres, muéstrate ridículo, tímido e insensible. No desautorices a las emociones a avivarse, y envuélveme del agradable calor que desprendes con tu afecto. Tú solamente sorpréndeme, y deja que se tambalee el mundo, si sólo es por amor.

By | 2015-12-18T09:16:03+00:00 diciembre 18th, 2015|Personal|0 Comments

Caminando entre miradas

Caminando entre las miradas notas que los ojos lo dicen todo, y lo dice ésa mirada que de ninguna manera, por más esfuerzo ó artimaña que se te pase por la cabeza para que no suceda lo que está pensando, no tendrá éxito, porque los ojos te dejarán al descubierto.

Miradas delatoras. Expresivas, y transparentes fuentes de comunicación que sin lugar a dudas son las mejores confesoras desde el silencio, y de las escasas palabras que se manifiestan cuando no hay ningún tipo de conversación. Cuando no hay nada que decir, las miradas se reflejan al alma. Hábilmente se apoderan de la habitación, del sofá, de la radio, el periódico, así del interior personal.
Decididas y envalentonadas, de un modo silencioso y sigiloso sobre lo que realmente se siente y piensa, junto al brillo personificado del duende que nos acompaña, y que permanece protegido en las trincheras del interior, la empatía de los caminos de la mirada se envalentonan cómplices entre ellas, cuando percibimos gestos y guiños de cualquier interrelación personal y del ámbito social.

Con todo el significado y toda la carga emotiva que llevan consigo las miradas cuando alguna emoción impregna los sentidos y las emociones. Sin mentiras ni medias verdades, sin apariencias que distraigan a la verdad de lo que pasa por la cabeza, las miradas nos descubren los caminos por los que relacionarnos con los demás, y mientras otras veces nos dejan al descubierto, y nos delatan, aún cuando no querríamos eso ocurriese, es un privilegio poder mirarnos a los ojos y hablarnos sin palabras.

Y es que, no solamente los ojos dicen lo guapos que somos, y muestran la belleza personal que desprende el color de los mismos; sino que, la verdadera belleza radica en lo que desprende el corazón, y que se hace evidente a través de ellos; en la veracidad del refrán y sobre el cual los más sabios hacen uso, y se fijan cuando lo dicen. -“La mirada, es el reflejo del alma“-

Los caminos de las miradas dicen mucho de cada uno, y se traducen en el mejor aliado, la más poderosa arma seductora y conquistadora, para la interrelación con los demás.
Pudiendo ser ésta, la pieza perfecta para crear melodías, poesías e increíbles historias…

Con la habilidad para fulminar de pasión, de complicidad, de alegrías, de sorpresas. También lo hacen cuando evidencian enfado, desconsuelo, pena, aburrimiento, miedo… Sin obligaciones ni luchas internas por demostrar lo que se cuela por el interior de los ojos. No hay ninguna mirada indiscreta o maliciosa que pueda fulminar a ése duende que nos hace únicos, y por tanto, nos diferencia del resto; evidenciando así pues, nuestra forma de ser; traviesos, soñadores, trotamundos, parlanchines, aventureros… Sin decir ni mu, las miradas, ayudan a que nos compenetremos con los demás.
Sin gestos, y sin que hayan una pizca de […]

By | 2017-06-19T19:26:06+00:00 agosto 27th, 2013|Opinión bloguera|4 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies