Se cambia la hora: Horario de invierno

Lo importante de la hora, aprovechar el tiempo. Cada minuto, cada segundo es importante. Cada uno de ellos marca en tiempo, el del reloj el devenir de nuestros actos; lo que hacemos, dónde vamos, con quién quedamos. Así, tantas cosas como el tiempo que empleamos en hacerlo, desplazarnos.

Pues como cada año, al cambio de horas le quedan sólo eso, horas. Deberemos cambiar en plena madrugada la hora; mover las agujas del reloj, o en su defecto los dígitos de los relojes digitales.
¡Ding! ¡Dong! ¡Ding! ¡Dong! […] Atrasaremos una hora. Cuando a las tres serán las dos.

Momento en el que unos comenzarán a ganar una hora más de sueño, y otros los más fiesteros, una hora de diversión. Cada uno lo empleará en lo que más prefiera. Coincidiendo en sacar el máximo jugo posible de esa hora de más.

Deberemos ser previsores y estar atentos, si se quiere antes de acostarte, para que en la mañana no tener sorpresas e ir con el día con la hora cambiada, un rumbo cuesta arriba durante todo el día. Evitando así las consiguientes bromas típicas.

Yo, desde luego, me cuido en despistes, y la cambio ya. Total, qué más da, en la madrugada que ahora. Si mientras duerma, poco me va a cambiar e interferir en nada.

Para quiénes aprecian los días cortos, noches más largas, esta será su temporada. A mí personalmente no me agrada mucho este cambio. Prefiero la hora actual, los días a pesar de las mañanas ser más cortas, las tardes tienen más vida, la luz, no sé tiene otro encanto. […]

By | 2017-06-19T19:26:29+00:00 octubre 29th, 2011|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|0 Comments

Cambiando la hora del verano al invierno

Sin acosar, pero sí con gran debilidad en aprovechar el tiempo, y el despiste asiste éste día, o de otras; distracción, se ha hecho contigo como conmigo, cuando a falta de horas para el cambio horario habituado de estas alturas de año, y evitar el trago del desajuste entre la natural o la que modificaremos, a cada dispositivo que muestren hora alguna en esta madrugada de Sábado a Domingo.
Para entonces, las tres de la madrugada, retrasando una hora, quedándose hasta próximo cambio, marcando las dos.

A pesar de cualquier impresión, no me desagrada la idea de “disfrutar” de una hora más de luz solar, por lo tanto de día. (Tema diferente sería cómo disfrutarlo) Aprovechar el momento, posible presente o no la luz, y esto es algo que sin inclinación reafirmo; con y sin planes, sólo cuestión de ganas.
Intento no olvidar esto es así constantemente, pues si algo tenemos las personas es la capacidad para recordar 😉

A parte de los efectos secundarios al cambio de hora, […]

By | 2017-06-19T19:26:35+00:00 octubre 30th, 2010|Mundo comunicación|2 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies