Capacidad Organizativa e integración social: Insectos y humanos.

Con la utilización generalmente de la ciencia sobre seres vivos; animales e insectos, para científicamente demostrar comportamientos, efectos secundarios, reacciones, estímulos, experimentos, etcétera, es en modo alguno, lo que podemos contemplar a través de la observación de insectos en su paralelismo a nosotros mismo, como por ejemplo lo son las hormigas. Todo ello, en cuanto a su “capacidad organizativa e integración social”.

Son por tanto un ejemplo vivo, en que cuando hay un “líder” y una meta en común, todos persiguiendo un mismo objetivo, la existencia y viabilidad de una sociedad estructurada y organizada, con indiferencia de posibles diferencias, pensamientos, y objetivos, pero al fin y al cabo uno en común relacionarse y desarrollarse en armonía demuestran es desde la unidad posible de alcanzar.

No se trata para ello de ir como corderillos, unos tras otros. Desde un entorno respetuoso y una consideración entre los miembros de la colonia lo hacen sea posible.

Enlazando por tanto el paralelismo entre humanos e insectos: las hormigas. Son la evidencia que disipa toda duda.

Seres, que por más pequeñitos, diminutos sean, de mayor vulnerabilidad; sobre los que la atención prestada no alcanza ni la más mínima de las atenciones; nos enseña dentro de su estructura, por definirlo de alguna manera. La estructura animal, igual raza de la que provenimos.

De forma diaria, el tipo de estos comportamientos sociales, de los que somos reflejo, no tanto en formas si en esencia, nos dejan al descubierto. […]

By | 2017-06-19T19:26:29+00:00 noviembre 7th, 2011|Opinión bloguera|0 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies