Locura fugaz

Últimamente tengo la costumbre de decir de manera reiterada que la vida es una auténtica locura. Al mismo tiempo, caigo con frecuencia en la contradicción cuando también tengo el ánimo de hacerme con el control de mi existencia. ¿Porqué le pongo tantos límites al amor? ¿Cuál es la razón por la que no me siento con la facultad para obrar o no obrar en el ambiente que me rodea? ¿A causa de qué, yo, he de permanecer inmóvil mientras que los asteroides no se han quedado sin moverse en un lugar indeterminado del cielo, viendo la noche pasar, cuando les ha resultado imposible controlar la colisión con el planeta menor que frecuentemente gira alrededor del Sol entre las órbitas de Marte y Júpiter, en el punto en que intentaba capturar la luz de una estrella fugaz?

No aciertas, si crees que por este descontrol existencial que poseo en la actualidad, voy a permanecer en casa sin salir al planeta a buscarte en medio de las partículas que se desplazan en el cielo a cada paso que tu das. A pesar de que no te lo he contado nunca, ya hace muchos años que me afecta la locura más sensata que existe en toda la faz de la tierra. En este preciso momento me subo al viaje de mi vida el tiempo que sea necesario para ir a buscarte veloz por el resto del mundo. Cuando te tenga a la vista, me subiré a la punta más alta de la estrella fugaz, y desde allí, te diré el control tan descontrolado que causa tu loca presencia en mi corazón, y también en mi vida: Te amo de una manera loca.

Mi mala costumbre finalmente a tu lado se transformará en el mejor hábito que poseo para amarte con locura toda la vida.

By | 2017-08-05T14:23:42+00:00 Agosto 5th, 2017|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|5 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies