«¡El gordo es mío!»

Eres la verdadera arma de la confusión. No comprendo por qué te envuelves en falsos y estrictos estereotipos de la delgadez y de la belleza, que rayan lo enfermizo. Hoy cambias sorprendentemente por completo de parecer, y anhelas en decir: « ¡Estoy gordo!» « ¡Tengo el gordo!» « ¡El gordo es mío!».

Nunca miraste con tanto énfasis y tanta belleza a tu posible «gordura». Ahora te cercioras del magnetismo que desprende. No te dejes confundir por los estereotipos. No caigas en el engaño de las apariencias. Seas o no afortunado en el «Gordo de la lotería» pon orden en tu interior, y no ignores a la belleza que solo tú emanas, hoy y siempre.

By | 2015-12-22T08:47:07+00:00 Diciembre 22nd, 2015|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|0 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies