¿Para qué esperar?

No esperaré a que llegue el día en que sienta el deseo y la necesidad de abrazar; abrazo y ofrezco todo mi afecto sin miedo ¿Qué es lo peor que puede pasarme? Aún me rechacen, aun me llamen sensible, aún no crea que sea el lugar apropiado por las miradas indiscretas, no espero. No tendré otro tiempo, ni otro lugar, ni otros sentimientos iguales a los que ahora siento.

Dejo de esperar y de ver las cosas venir y, actúo. A pesar del ridículo que crea que puedo hacer. Cuando demuestro y expreso lo que siento, no puede haber vergüenza, ni un tiempo ideal, ni un sitio lleno de gente indiscreta… Cuando doy cariño y digo lo que siento, mi corazón es libre, y se sientes feliz… ¡He dicho lo que sentía! ¡He expresado la necesidad que estaba conteniendo!

Lo peor que puede pasarme, ya no existe. He hecho lo mejor para mí y para quien hice receptor de mi cariño. Ofrecer cariño, no puede tener consecuencias ridículas.

De no hacerlo, Lo peor que me puede pasar es aún más doloroso. El día que sólo puedas sentir que quiero sentir y no pueda sentir.

By | 2017-06-19T19:25:51+00:00 octubre 29th, 2015|Personal|0 Comments

La sonrisa siempre te espera

¿Quién dice, que una sonrisa no ayuda cuando las cosas van mal? ¿Quién dice, que aunque los dientes parezcan que no están completos, no pueden verse completos de una plena sonrisa?… Sonrisas que harán que podamos vivir y relativizar esas carencias que así las muestra el diente que ha desaparecido, y que igualmente es parte de nuestras vidas.

Siempre estará la sonrisa, como también estará esa persona que quieres. Siempre podemos esperar a que nos esperen, porque esperar es la misma virtud que reír. Y porque, aunque las cosas vayan en algún modo contrarias a como deseamos, y se presuponga por apariencias y por la luz en penumbra se presuponga que no podemos esperar a que alguien nos sonría, sin ser esa luz que alumbra donde estemos, haciendo por consiguiente posible el que juntos sonriamos; desapareciendo la desazón, en el momento que te eches una carcajada.

Es un tesoro lo que tenemos con nuestra sonrisa, y aún dormidos, aunque las cosas parezcan por completo que van descompensadas causa a las carencias que creemos tenemos, relativiza y sonríe. Con ello, lograremos que la vida nos espere con deseos de vivir con más sentido, desapareciendo las contrariedades.

By | 2017-06-19T19:26:05+00:00 noviembre 22nd, 2013|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|0 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies