Arriesgar es vencer

A medida que pasan los años me doy cuenta que solamente hallo la recompensa más grande que existe para mi energía sensitiva e intelectual, cuando acepto el riesgo que conlleva sentir a tope la alegría a cada segundo de la vida. Desde que aprendí esta lección, me arriesgo a disfrutar todos los días sin límites, y tampoco sin la aprensión que manifiesto sobre el bien universal que tiene relación con tu amor, el cual, sobrepasa el área del afecto de la pareja, y hace que me sienta llena de júbilo. Igual ocurre con mi familia, que es el tesoro más importante que poseo a lo largo de mi existencia; siempre a mi lado de un modo incondicional. De la misma manera que la ilusión, quien alimenta mi alma y me llena de luz con la satisfacción, y el placer de tenerte muy cerca, e incluso con un beso, o un simple gesto de cariño tuyo lleno de pequeñas cosas. De nuevo me armo contenta del conjunto de regalos tan fantásticos que me regala la vida, y después de esta lección que afianzo un poco más al estar muy cerca de ti, tan sólo tengo que tomar la decisión de darle rienda suelta a cada estado de ánimo, y así, compartir contigo si tú también quieres, cuantos hechos acontecerán para los dos, y de manera conjunta.

Una declaración de amor, en la que con el tiempo que ha pasado he adquirido el conocimiento necesario para ser consciente, que siempre que arriesgo hay una oportunidad que me brinda la vida, y con ella una de las innumerables victorias que lograré en el camino. A partir de ahora no voy a dejar por nada del mundo que se escurra entre mis manos ninguna experiencia que la vida me da para que la viva.

By | 2017-07-06T08:41:33+00:00 julio 6th, 2017|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|10 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies