Siente y busca las personas que te dan vida. Busca lo que hace que tu vida se sienta viva, y aunque tampoco debes rechazar el resto de personas y de cosas, no dejes que nada, ni nadie te rompa la tranquilidad y la armonía de tu corazón, así las ganas de vivir.

Espera, y por eso, sólo, haz y no creas, siente, y no juzgues, vive y deja vivir. Duérmete y sueña. Sueña y despierta. Siente que buscas en tus sueños en la noche, parte de tu vida. Verás así, lo interesante que será vivir soñando, y soñar viviendo.

Siente y busca las personas que te dan vida. Busca lo que hace que tu vida se sienta viva. Verás anochecer, verás amanecer. Verás amanecer, y anochecer, y sentirás que tu vida, rodeado de las personas que te dan vida, es más viva.