¡Veo brillar el sol! A pesar de que las nubes y el viento, se emperran en chafar el tiempo de Sol, y la inmensa luz con la que guía el Sol, no se da por vencido en ningún amanecer; desde su deseo infinito por salir para brillar, busca un huequito entre las espesas nubes.

El sol, pone todo su valor e infinito deseo para hacer más sencillo recibir los rayos de su energía reparadora y, deslumbrante luz. Hecho el cual, agradezco de todo corazón.
Bien sabe el Sol, lo mucho que supone, supuso, y supondrá en mi vida. Cuando hace acto de presencia, me inundan los sentimientos, y las emociones, dando un vuelco de alegría en mi corazón; grabándose para la eternidad.

En ciertos e inciertos días de desánimo, y penumbra que ensombrecen mi alma, debo tomar de referente al Sol; así tal, él mismo hace, he de ponerme manos a la obra para buscar el huequito que me anime, me proporcione risas, me haga estar entretenida, me ayude a buscar mi refugio de oración, absorba las vivencias con mi familia (mi luz), pida sin complejo la compañía de mis amigos(gracias a por existir), reviva, y de vida a las charlas con el abuelo…
Innegablemente, no tengo ninguna obligación de tomar referente alguno; soy tan libre como el Sol para echarle todo el valor y deseo infinito en buscarme un huequito entre mis espesas emociones, y sensaciones, las cuales, se emperran en chafar mi alma día, a día,  aferrándose a los pensamientos negativos.

sol_nubes

Lo más seguro, es que no haya revoltijado todo lo que debiera, ya que, no cabe en mi la duda en que existe ése huequito en mi interior, para las emociones y sensaciones, que el corazón pide disfrutar a cada instante ¡Necesito de afecto, charla, y compañía!

Revoltijaré sin desánimo, con valentía y decisión cada una de mis circunstancias, y así, saldré victoriosa del desanimo y la penumbra en la que caí. Respiraré y repararé fuerzas, resurgiré en mi fe, ampliaré mi ilusión, reorganizaré mi valor… ¡Veo muy cerca en mi interior, el huequito que me dará energía, y luz!… ¡Revoltijaré ahí como una jabata, y disfrutaré sin medida, ni prejuicios!… Así llegó el momento del Sol, llega mi momento para dar las eternas gracias a la vida, y advertirle estoy completamente emperrada en hacerme huequitos, para vivir sin tregua.

 

 

penumbra