Despierto aturdida, y de pronto una sacudida en mi mente me señala: —«¿Sabes qué hora es?»—. Aún permanezco un rato más semidormida, y meditabunda; entonces, vuelvo a escuchar: —«¡Hora de vivir! ¡Levántate, y anda!»—. Consciente que me he dejado dormir, doy un brinco y, salto de la cama casi del tirón. Mientras, en mi mente prosigue un susurro que me indica: —«El reloj pasa, y lo que no vivas hoy, se quedará inerte en el camino; del mismo modo, que los segundos se quedan inactivos a la cola del puntero del reloj aguardando a cualquier otra ocasión. Deshazte de tantas preocupaciones sin importancia, de tantos miedos innecesarios quienes sólo paralizan el deseo de avanzar. Aparta la desilusión de tus pensamientos, pues, lo único que consiguen es que no muestres tu sensibilidad, que también te mantengas débil e indeciso, egoísta y soberbio contigo y el resto del mundo. Por todo ello, no abandones nunca el deseo que posees de dedicar parte tu existencia a mostrar tus verdaderos sentimientos. Goza de cuantas caricias, y palabras afectuosas recibes de las personas que te quieren. Abrígate con los abrazos que te ofrecen, mantente fuerte y decidido, procura dedicar sin reparos toda la generosidad y la humildad que posees en tu interior, y no abandones todo lo que necesitas expresar en cualquier etapa de tu vida. Obra tal como te indique tu corazón, y no errarás.  Si tú no pones en marcha tu propio reloj emocional, no habrá nadie que lo ponga a punto por ti. No busques ni una sola excusa más. Ármate de valor, y sal a la calle. Se te pasa el tiempo de salir a vivir»—. Apuntilla igual que un rehilete, esta voz que ha despertado contenta, y con el apetito de salir a por cada experiencia vital—.

Con el café y las tostadas suministrándome parte de la energía que necesitaba para terminar de desperezarme, pongo un pie en la calle. En este preciso instante, mientras veo a la gente deambular de un lado a otro sin darse cuenta de lo que existe en torno a ellos, siento la brisa acariciando mi rostro, y en este preciso lapso de tiempo descubro la irrelevancia que yace en cada uno de los pensamientos que alimenté. Evidentemente soy un ser humano, y la perfección no se revela en mí, o al menos, no se ha manifestado jamás con tanta brillantez. Son tantas y tantas cuestiones irrelevantes que a veces se presentan cuando me despierto para atormentarme al menor tris, que hago el esfuerzo de no caer en sus redes y entonces, tomo aliento, me armo de valor, y pongo el puntero de mi vida marcando hacia un lugar concreto: Simplemente, vivir.

—«¡Es hora de vivir! ¡Prosigo mi camino!»—. Ahora es tu turno. Date cuenta de todo el afecto que siento por ti, y sé que, aunque te cueste la vida decirlo, me consta que tú también lo profesas por mí. No dejes pasar la vida en balde. Imparablemente el tiempo ya se encargará de ausentarnos de nuestras vidas.

Roblox HackBigo Live Beans HackYUGIOH DUEL LINKS HACKPokemon Duel HackRoblox HackPixel Gun 3d HackGrowtopia HackClash Royale Hackmy cafe recipes stories hackMobile Legends HackMobile Strike Hack