Reencuentro mágico con el Baile de los Enanos

Después de tan ansiada espera, el día llegó… y he disfrutado como siempre a la espectacular magia que el ¡Baile de los Enanos! en honor a la Virgen de Ntra Sra de las Nieves, me ha hecho sentir. Y es que, indendientemente de que en alguna ocasión se pueda escuchar el sonido de la banda, el momento es irrepetible y mágico, produciéndose sólo cada cinco años. Momento en que la Virgen hace su bajada como cada igual tiempo de su ermita a la Basílica Palmera.

Imagino que a estas horas, juglares y enanos habrán regresado a su morada y se hallan descansando hasta su próxima aparición ya esperada dentro de 5 años. (espero sea en vivo ahí en recinto…) Han pasado más de 10 horas danzando sin parar, desde el recinto hasta la alameda.
Su primer pase dio comienzo a primeras horas de la tarde, y fin a la mañana siguiente…
Por lejanía y movilidad, no poder vivirla sino a través de la TV (este día pasado a un segundo término el de la caja tonta, por el de la caja mágica) Este año ha sido emotivo por muchas cuestiones, sobre todo personales.

Fue emocionante como acabado el tercer pase se escuchan los resonares de las campanas, a las que todos, inclusive los comentaristas daban como una novedad en el acto ante lo espectacular, por como resuena y como realza el acto y emvuelve el ambiente de aún más fantasía… Increchendo por momentos ante loss aplusos y aplausos, hasta que de repente, surge como por arte de magia y de la misma manera los juglares son convertidos en esos enigmáticos y danzarines enanos aparece una réplica de la Virgen de las Nieves, a lo que la sorpresa generalizada en todos los resentes en recinto como quienes los veíamos por tv fue máxima.

Lo recuerdo y aunque creo que sin ser religioso u practicante, la sóla sensación de venerar y ver presente una imagen tan representativa y querida por los Palmeros emociona a cualquiera.

El baile de los enanos es mágico.
Por más mayor que se sea, la magia persiste, aún nadie ha logrado descubrir cuál y cómo es que son capaces de esos juglares, los cuales mediante alegorías a la Virgen, se adentran en el castillo y salen al patio al son de una bonita danza convertidos mágicamente en forma de enanos haciendo las delicias de pequeñ@s y grandes.
Sin edades, todos nos quedamos boquiabiertos ante la danza aquí una muestra por si nunca has tenido oportunidad de vivirla y sentir como la notas musicales se adentran por el cuerpo.

By | 2017-06-19T19:26:37+00:00 Julio 16th, 2010|Personal|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies