Después de comprobar y dar por cierto que la vida es una historia interminable, voy a continuar escribiendo parte de ésta historia. Me dejaré llevar, y así podré saber hasta dónde la realidad de mi vida se vuelve historia, y donde la historia se hace historia.

Por más extraño que parezca, siempre existe la oportunidad propicia para comenzar, y continuar. Lo hago a diario con todo; si repaso cuantas cosas y relaciones personales renuevo a diario, así también las veces iguales que vuelvo a empezar, aunque no debiera suceder, podría sorprenderme de las cosas que se pasan por alto; después de que no salieran las cosas como pretendía, un desacuerdo con alguien cercano, un mal día de esos que lo tiene cualquiera… La cuestión es siempre volver al inicio, y sin dejarme llevar por la desesperación, o desaliento, volver, volver, volver a comenzar con mayores ganas, y mayores ilusiones.

Y tener la posibilidad de compartir estos momentos con mi gente, es fantástico, porque si las alegrías compartidas son increíbles, las adversidades, no dejan de serlo menos. Cada una de estas emociones, ayudan a crecer personalmente y afianzar los vínculos existentes entre unos y otros.

historia interminable

Sin más demora, voy a seguir escribiendo parte de ésta mi historia interminable… Si quieres unirte, vente y nos vamos juntos, que lo vamos a pasar pipa. Ya me encargo de que te digan lo adeacuado. 😉 🙂