En el día de ayer, durante la presentación de «Sombras de luces» en el Aula Cultural de Radio ECCa recibí instantes tan emotivos y exclusivos que mantienen resacado, agradecido y vibrante a mi revoltoso corazón.

Al tiempo que la intensidad que hace vibrar a mis sentimientos es llevada al infinito, no atino a expresar lo que siento. Aun escribiendo y gesticulando cada uno de los instantes que ahora recuerdo con total emoción, no acierto a expresarme con palabras ni con gestos. Sabes tú bien, que no me importaría vivir toda la vida resacada, por lo tanto, te ruego que permanezcas siempre con tu mágica vitalidad amigo mío, mientras agitas a mi humilde corazón.