Después de dar un paseo por el día, con igual énfasis dando un paseo y repaso al cielo, contrastar y reflejar parte de los momentos vividos hasta ahora, mirando fijamente las estrellas y la luna.
Esperando algún momento las nubes se despisten; el cielo se despeje un instante y deje ver la belleza de un hecho extraordinario escondido tras su estela grisácea; la ‘Superluna’.

Madrugada de mayor aproximación a la tierra 05; 34 hrs., a menos de dos minutos después, la fase de la luna llena 05; 36 hrs., pedir un deseo a la luna, así a la lluvia procedente del cometa Halley; meteoros brillantes; trazos largos, amarillentos, blancos anaranjados. Estrellas de Eta Acuáridas (partículas de polvo)

Más espectacular si cabe, por su mayor proximidad a la tierra, sin otro acercamiento parecido hasta el 16 de junio de 2296, una diferencia entonces de un hecho al otro, de tan sólo cinco minutos. Ni antes ni después. Nada parecido a lo de esta madrugada.

Eta Acuáridas
Eta Acuáridas

Noche de paseo nocturno primaveral; dos alternativas: deseo y deseo. Luna y estrellas. Al igual que el hecho en sí, ambas mágicas.
Paseo al mirar el cielo en soledad, al amparo de los guiños de luna y estrellas. Compañía de un paseo superbrillante.