No puedo esperar

¡¡No puedo esperar, no puedo esperar!! No puedo esperar para decirte lo que siento, y lo que hace que el corazón seme agite de emoción cuando juntos creamos aventuras, y vivencias. De la mano, sabes tú, que eras tú quien ha hecho que cualquier momento de la vida, sea el momento más indescriptible, mágico y único de la vida. Y sabes que los viajes contigo, son pura adrenalina de vitalidad, y vida.

Me diste un abrazo. Me diste un secreto de una mirada cómplice. Me diste fuerza para creer en los sueños, más hechos de sueños que de realidades. Me diste fortaleza con tu compresión, y consejos para superar momentos difíciles. Me diste humildad para afrontar el momento más rebosante de alegría sin que se subiera a la cabeza. Me diste momentos de energías transformados en chistes. Me diste libertad para no existiera la coacción, ni las apariencias…

Me diste tu cariño que es mucho más que cualquier otra cosa que pudieras haberme dado jamás, y que lo guardo, lo encierro libre en el jardín del corazón; cariño el tuyo que no dejo de disfrutarlo, cuidarlo y mantenerlo siempre en la más pura vitalidad. Tú ¡eres la leche! Y no puedo esperar ni un instante más para aunque sea en palabras que pueden transformarse mágicamente cuando las leas, en un abrazo, en una sonrisa, en un chiste, en pura libertad, en latidos de corazón… Darte las gracias.

Me diste tu cariño, y no puedo esperar un instante más en decirte que espero tener la oportunidad de tu compañía y tu amistad toda la vida.
Y no concibo esperar nada más, para decirte… Gracias por venir corriendo, por venir siempre que necesito de tu cariño, de tu abrazo, de tu saludo, de ti… Siempre, ahí, siempre con tu cariño, que siento agita el corazón cuando se produce, e indescriptiblemente, como tú, lo que siento es la leche…

No podía esperar un instante más, para darte las gracias, por tu existencia, y por tu cariño que hace se convulsione el corazón lleno de vida.
Eres tú, quien ha hecho que cualquier momento de la vida, sea el más indescriptible, mágico y único de la vida. Contigo, la adrenalina de vitalidad, y vida, me lleva a no esperar ningún instante más en decirte, que no dejes de quererme.

By | 2014-03-23T00:40:36+00:00 marzo 23rd, 2014|Personal|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies