No me olvides que yo tampoco te olvidaré

Aunque te ausentas con la luz del amanecer, continúo mi camino sin mayores preocupaciones en la mañana que ahora nace. Mientras estiro las sábanas de mi cama canto para ahuyentar a mis males, y para que también mi alma se prolongue con la tuya en el lugar donde habita tu sonrisa. No te alejes demasiado. Si desapareces de mi existencia el sol no volverá a brillar nunca más en mi morada, recuperará su clandestinidad y el desconsuelo planeará igual que antaño por mi corazón. El sentimiento que une nuestro afecto es tan grande y poderoso como el mundo, que no habrá distancia que nos aleje. Mientras te espero, mis males espanto. Te lo digo cantando: —«No me borres de tu mente, que yo a tí tampoco te voy a olvidar».

By | 2016-08-12T08:55:01+00:00 agosto 12th, 2016|Personal|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies