En ocasiones tengo el sentimiento de que tú estás ausente. Hoy, compruebo que tu presencia es tan incuestionable que intento no entretener a la razón. Mi ausencia no es la tuya.