Lo que debe ser y lo que debe demostrar la vida

Inicio/RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)/Lo que debe ser y lo que debe demostrar la vida

Lo que debe ser y lo que debe demostrar la vida

¿Qué tiene que ser la vida, y qué crees que debe de demostrarnos la vida…?

La vida no debe de ser nada, ni debe de demostrarnos nada, pues ya la vida nos demuestra quién es, lo que nos ofrece.
A cada instante del día que vivimos la vida se muestra abierta y receptiva a todo y a todos. Sin mirar quién da más, o quién da menos; quién puede más o quién puede menos. Aunque parece que no siempre se comporte de un modo justo y equitativo, vemos de la vida, lo que al final vemos de nosotros mismos. El estado de ánimo también influye para recibir y percibir aquellas cosas que la vida nos pone en las manos y a las cuales no siempre las vemos.

La vida en la plenitud de lo que significa la palabra ‘vida’ nos ofrece sin que pueda ser de otro modo toda la vida y todas las emociones y sensaciones posibles, pues comprobamos en carne propia la alegría, la elegancia, el cariño, la diversión, la vista, el sonido, el olor, la ilusión, la confianza, la jovialidad, arte, imaginación, y generosidad entre millón de sentimientos y emociones más, cómo la vida en definitiva lo es todo y nada debe ser más importante que la vida porque la vida lo es todo. Sin vida, sin respiración, sin ilusión, sin ánimo, sin alegría, sin confianza, sin fe, sin cariño… No seríamos nadie, al menos seríamos menos ricos en cuanto a humanidad, y es que la vida sin duda lo es todo y nos demuestra que mirándola y estando receptivo somos capaces de sentir mucho más.

Así, la vida me parece que no debe ser nada más que vida, y no debe demostrarnos más que sentirla viva. Sencillamente; vida con vida, y vida de vida.

Por | 2015-09-20T09:51:50+00:00 Septiembre 20th, 2015|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|Sin comentarios

About the autor:

Siempre escribir para mí ha sido una excelente herramienta de expresión. Hasta que un día, la tecnología se presentó en mi vida y completó ese deseo de un modo extraordinario. Ahora hago narraciones por ejemplo de la risa, el viento, el agua, el amor, la nostalgia, los sueños. Aventuras lingüísticas que me proporcionan felicidad, igual que a un niño corretear en el parque de atracciones.

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies