“No conozco sino una libertad, y esa es la libertad de la mente”.

– (Antoine de Saint-Exupery) –

La libertad, siempre la percepción de percatarse libre… “tumbando” todos los escollos, pensamientos, prejuicios… Soñando despiertos, he constatado cualquier cosa es probable. La mente nos hace, me hace ¡¡libre!!

Trato no dejar de soñar, dejarme llevar por pensamientos, positivos, deseos. Con la plena sensación de sentir estar en el lugar, con la gente deseada, comprobando es posible.

Son esos momentos, con la mente, cuando siento “tumbo barreras”… Sensación de libertad que cualquiera puede experimentar en carne propia… Creyendo y con ímpetu, se transforma en realidad, una realidad, más verídico.