Sonríe a la vida sin dilación cuando abres los ojos, ama a todas aquellas personas que se cruzan en tu camino, y también siéntete libre, tanto como el aire que agita sin pereza las ramas de los árboles. ¡Levanta el vuelo, vuela! ¡Es la ocasión perfecta para comenzar a mostrarte gozoso por la vida!