Hoy, con la presencia de las nuevas tecnologías cada vez más con una mayor concienciación e importancia, con la que se ha pretendido incrementar la calidad de las oportunidades sociales, desde la interacción, comunicación, así como las mismas relaciones sociales, al promover la adopción de entornos sin barreras.

Una forma ésta, atractiva e interactiva, desde la que poder comunicarnos, conocer y aprender algo más. Una manera de crecimiento personal; rompiendo y dejando atrás el aislamiento con el mundo. Siendo entonces, con toda su inserción cuando me planteo la evidencia en las carencias de actividades, eventos on-line (en la red).

Si muchas son las iniciativas tecnológicas, que se van desarrollando y aplicando cada vez más, para luego ser introducidas en los avatares de la vida diaria. ¿Porqué no también, no darles cabida a la extensa gama de actividades, eventos, a las que poder sacarles el máximo partido? Ya que, muchos son los recursos disponibles, así como, muchas sus posibilidades virtuales…

¿No sería amplio el abanico dónde elegir, dada la demanda? Acciones formativas, actividades deportivas, ciencias tecnológicas, culturales… Actividades todas ellas que aun no están siendo verdaderamente “explotadas” como podrían, cada una de ellas, desde sus características; pues si algo tiene la plataforma tecnológica, es ser una herramienta potente; capaz de soportar cualquier proyecto. Un proyecto, que iría más allá de la innovación tecnológica; del que destacaría por su alto valor, que se significaría como desarrollo de una nueva herramienta de interacción y participación social.

Con los medios necesarios, no siempre teniendo porqué ser de mucha cuantía, hace posible hacer cualquier cosa. Emprender un camino real, como si se estuviera en el sitio; un peregrino virtual, acciones formativas a través de aulas virtuales, parques virtuales, viajes virtuales, exhibiciones y exposiciones concernientes a las fiestas de los barrios, las representaciones de las obras de teatro, proyecciones de películas (cine al aire libre, recinto cerrado), exposiciones de arte, exposiciones de coches, exposiciones de artesanía, actividades deportivas, tradiciones, actos religiosos; misas, procesiones […]

Aunque parezca paradójico, lo religioso se ha adelantado a todo progreso, a lo religioso hay que tenerlo en consideración y alabar su misión, buena pre-disposición. Pues si ya hay quienes desde hace bastante tiempo vienen utilizando estos recursos tecnológicos, para una completa participación ciudadana y social, tanto en medios radiofónicos como la televisión, es la iglesia. Gusten más, menos, (por eso del catolicismo, algo que me parece sin sentido), son los “pioneros” en hacer partícipe a todos de sus actividades.

Entendiendo de las imposibilidades de los fieles al no poder participar y acudir a los templos, a las actividades, en este caso las religiosas, las que desde las diferentes diócesis programan; y como así se desease, se quisiese acudir… Motivos físicos, laborales, distancia, hacen no siempre sea posible, y donde con la aplicación de estos medios tecnológicos, logran que la distancia y otras circunstancias, queden como puras anécdotas.

Muchas podrían ser las actividades con opciones, que aquí y ahora se podrían estar seleccionando, como la que acabo de decir, para virtualmente adentrarnos en las otras actividades, como si de una manera presencial, como si se estuviese en el lugar, dejándonos así llevar, por sensaciones y emociones. Ahora con más cercanía; con tan sólo hacer clic.

Sin embargo esto no es posible en la realidad, ya que no existen tales ofertas, a pesar del aumento progresivo de las nuevas tecnologías, siendo la demanda cada vez más la que los usuarios hacemos de este tipo de servicios.

Una pequeña prueba, podemos encontrarla cuando desde el ente público de RTVE el pasado mes de julio, puso sus medios tecnológicos para que desde cualquier parte del mundo, rompiendo así con el aislamiento de la comunicación, distancia, pudiésemos contemplar cuantos quisiéramos, de “las Lágrimas de San Lorenzo”. Así como otros que, igualmente han querido unirse a este avance también tecnológico.

Con el objetivo de disfrutar así de un verdadero tiempo en la red, que no sólo divierte, ayuda a pasar el tiempo, sino, que además entretiene, enseña, culturaliza. De una forma “real” nos permite como visitante profundizar, conocer, adaptar, y extender desde la visita, un entorno virtual a los contenidos que los hacen de interés, así como el conocer datos presentes en cada apartado de las actividades a visitar, influyentes en gran medida para nuestro desarrollo y comunicación.

Y es que, una sociedad informada es una sociedad desarrollada. De una opinión propia.

Una tecnología al alcance y disfrute de todos.

También publicado en Elblogoferoz (Gracias por su acogimiento siempre)


* Otras de Interés *

~ El laberinto de las búsquedas de contactos en Red
~ Lan Party on-line… ¿Posible?
Dispositivo de navegación GPS para personas con discapacidad