Las ilusiones perdidas … ¿Porqué?

En estos tiempos de fiestas en las que nos encontramos, ya casi finalizados, donde además un día como hoy, día de Reyes, día de ilusiones y nostalgias de tiempos pasados, donde por el estómago corrían maripositas esperando ver esos anhelos esperados durante todo un año cumplidos. Siendo ahí, donde pienso sobre aquellas personas que cuentan con una edad donde la sociedad la clasifica “no dentro” de lo denominado y catalogado como infancia, escucharles decir que sus ilusiones han pasado ya, a lo que siempre me pregunto ¿porqué? ¿la ilusión es cuestión de edad?, en realidad yo pienso que no.

Culpables de que esto sea así, es la propia sociedad, es decir, todos nosotros, a medida que vamos creciendo, adquiriendo aptitudes, enfrentando la realidad del día a día y depurando responsabilidades, problemas, vivencias, donde a cada uno la vida nos va deparando. Ahora, no creo esto sea lo suficientemente poderoso como para poder destruir la inocencia e ilusión, que desde pequeños, sin que nadie nos lo haya ofrecido, más que la propia vida, la apartemos u en muchos casos desechemos sin más.

Deberíamos pensar, que esas ilusiones son el motor de nuestras vidas y que cada ilusión es un motivo y engranaje para continuar en nuestra vida con más alegría y con otro punto de mira, donde para que esto no lo rompa nadie, únicamente depende de cada persona. Nuestra fortaleza, se engrandece, cuando a pesar de que las cosas no sean tan fáciles para cada uno de nosotros, seamos capaces de mantener y continuar pensando u deseando cosas.
Hay un señor llamado Serrat que todos conoceremos, ya que se trata de un gran cantante y mejor compositor, donde hizo allá por el 1.973 una canción, titulada -aquellas pequeñas cosas- siendo esas mismas cosas, las que deberíamos retomar y tener como referencia para así animarnos a seguir adelante, ya que la vida esta llena de ellas y si por momentos parece que no las vemos, sería bueno pararnos unos minutos o el tiempo necesario y buscarlas, porque seguramente sin darnos cuentas, nos rodearán muchas, no viéndolas como deberíamos.

No vale esconderse y aprisionarse porque la vida todos sabemos no es fácil, pero, somos nosotros quienes debemos hacer que no sea más difícil aún, somos nosotros quienes debemos de quitarnos nuestros propios obstáculos que sabemos y en nosotros está poder eliminarlas.

Claro, también pienso, que lo que no esta reñido a todo esto es hacer frente a todo tipo de responsabilidades a la vez que mantenemos nuestros deseos, ya que como adultos formados, y con las pautas que hemos ido recogiendo a medida que avanzamos en la vida, siendo capaces de discernir entre una cosa u otra (lo positivo y negativo, lo bueno y malo) y seremos capaces de poder conjuntar la infancia actuando y pensando como adultos, porque es ahí donde la madurez y la niñez, no son momentos u tiempos reñidos, todo al final depende de nosotros y de cómo afrontemos cada situación, valga la redundancia, nada de nuestra forma de actuar está reñido con nuestra edad, para ello tenemos el sentido común, siempre presente en cada acto.

En este día del que os hablo, como es el día de hoy, día de Reyes, yo sigo manteniendo la misma ilusión que cuando contaba añitos, no recuerdo cuantos 😉 pero sí, para mi, este era, es y espero sea por mucho tiempo, porque así me encargaré de cuidarlo, uno de esos días especiales, como lo son los del resto del año, porque para quién os escribe, las ilusiones deben perdurar todos y cada uno de los días del año, ya que cada día tiene su importancia y cosas especiales que debemos disfrutar. Sin embargo en este en particular más, porque la pura inocencia, nuestra inocencia no contaminada impregna todo, nos pueden decir, pueden dejarnos dos, una o más cosas, pero son esas noches, donde la magia rondaba todo los lugares por donde pasaba y donde aquellos, los adultos (mis padres) estaban, estoy convencidamente que mucho o tan igual de nerviosos en que el día de Reyes llegase para ver mi cara de alegría con aquello que en la carta en su día pedí a sus majestades, donde para mi la magia hizo fuesen mis ilusiones convertidas en una realidad, como la vida misma.

Quizás, penséis pueda estar diciendo alguna barbaridad, ❓ si es así, os propongo penséis en aquellas cosas que os hubiese gustado hacer, decir, compartir, etcétera. Os daréis cuenta, como al final, seguís teniendo esa ilusión.

Continuando dentro de mi convencimiento, la vida es ilusión, y los sueños parte de nuestras vidas. En este día, quería compartir este pensamiento con todos ustedes.

Un saludo.

By | 2017-06-19T19:26:59+00:00 enero 6th, 2007|Opinión bloguera|4 Comments

4 Comments

  1. […] ilusión que cuando menor edad, no encontrándose reñido tal sentimiento. Referente a esto hice esta entrada hace algún […]

  2. […] Ilusión e inocencia es mágica, eso es lo que envuelve la mágica presencia de Sus Majestades los Reyes de […]

  3. reyes | La Buhardilla de Trébol 5 enero, 2011 at 5:21

    […] Ilusión e inocencia es mágica, eso es lo que envuelve la mágica presencia de Sus Majestades los Reyes de […]

  4. ss reyes | La Buhardilla de Trébol 5 enero, 2011 at 5:27

    […] Ilusión e inocencia es mágica, eso es lo que envuelve la mágica presencia de Sus Majestades los Reyes de […]

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies