Queridos amigos(as) aunque imagino ya os habéis fijado de las novedades, y después de que durante días estuviera un poco más inactiva de lo que viene siendo habitual, era éste, el cambio de diseño e imagen del blog; de la Buhardilla, lo que me ocupaba gran parte del tiempo.

Desde ya hace algún tiempo era mi deseo, sin embargo, como suele ocurrir parece no era el momento oportuno, como ahora parece si lo es, eso de que las cosas pasan […]

Un cambio que aún está recién empezando y que a medida avancen estos días podrás ir observando otros. Esos, quizás serán sí menos visibles, no significando que menos importantes, sí por el contrario son los que harán un poco más cómoda y agradable el estar por el blog.

Lo tomo como un reto personal. Sé asumo el riesgo de gustar o no gustar, como todas aquellas cosas a las que dedicamos tiempo, y espacio, pero que asumo y acepto.
Como digo, es un deseo que siento es el momento oportuno e ideal para comenzar a hacer realidad.

Como la vida misma, intentaré mejorar, compartir con ustedes un poco más de mi día a día, de cómo veo en definitiva las cosas, lo que pienso, ilusiono, sueño. Intentar no quedarme anquilosada en lo puramente anecdótico.
Sin perder la “esencia” de siempre, pero sí en lo posible tumbando todo tipo de etiquetas y ataduras, a las que por tener una discapacidad pareciera no pudiese tener sensaciones, sentimientos y opiniones de las cosas, y de la vida. Un poco de excusa quizás también para hacer desde este cambio, mi punto de partida de encuentro y partida al mundo. Algo que imperativamente necesito hacer.

En plena época de fiestas navideñas, de celebraciones, de ambientes y adornos de cada uno de nuestros rincones más queridos, sé éste el mío, como mi casa, en el que para de alguna manera acompañarlo con la celebración también, a la vez de esta renovación del blog. Una bocanada inmensa de alegría.
En tiempo de emociones y sentimientos, de deseos e ilusiones, es para mí un tiempo que no podía ser el más apropiado para hacerlo. Unas fechas entrañables. Momento en el que los sueños pueden ser cumplidos, al menos la ilusión no debe faltar. Algo que con el Blog quiero también agregar a esta fecha navideña.

No puedo por ende acabar esta presentación de novedades y cambios, reestructuración de esta humilde Buhardilla, sin antes dar las gracias a todos(as) cuantos me habéis echado un cable en cualquier momento, no sólo en la actualidad para que la Buhardilla sea lo que es. Una realidad.
Muchos sois los implicados, y todos(as) merecéis un apartado único.
A todos(as) mi más sincero y profundo agradecimiento por todo ¡Gracias!

Espero te gusten los cambios, y cualquier cosa no dudes en comunicarme.
De igual modo, no olvides que este trozo de Buhardilla, es también tuya.

Siempre “tumbando barreras”, una manera de comunicar, crecer, desarrollar; en definitiva, poder llegar a las cosas de la vida, del mundo.
Saliendo a través de la Buhardilla, con lo tecnológico y contigo, a tu lado.

Un momento ideal en que también empezando la semana, dar por inaugurado oficialmente la nueva v3.0 Una nueva era de “La Buhardilla de Trébol” “tumbando barreras