Inseparable tú, y yo

Cuando miro al cielo veo que la luz perenne es el reflejo de tus ojos. Mientras que pueda mirar tu humilde sonrisa, sentir tus generosos abrazos, o escuchar tus palabras cómplices, veré el brillo de tu ser en el mismo edén.

Alzo de nuevo la vista al cielo; no quiero descuidar ni un ápice de tu presencia destellante allí; al confín del firmamento, y aquí, en el límite de la clandestinidad que nos sostiene en pie; inseparables tú, y yo.

By | 2017-07-21T20:26:38+00:00 agosto 9th, 2016|Personal|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies