Haciendo las cuentas de 2009 con Hacienda

Estamos de lleno en la Campaña anual donde hay que rendir cuentas y números de manera clarita a Hacienda, por aquello de no vernos luego con la inesperada multa o apertura de expediente de investigación por intento de fraude, al no haber declarado nuestras propiedades, estado de economía, etcétera. (Todo vamos)

A lo que debemos mantener cuidado y estar en alerta sobre las notificaciones y solicitudes que nos las hacen quienes andan avispados. Haciendo de ésta su propia campaña de recolección (sacarse unos eurillos) Aquí sí que ya, ‘Hacienda no somos todos’.

Qué cosas. Como cada día mirando mi correo, me encuentro con que he recibido uno (eso quiero pensar) en el que se me informa viene departe de Hacienda. Para la confirmación de mi Borrador, que como sabéis, es algo que se hace de año a año pasado, correspondiendo entonces al año 2009.
En él, La Agencia Tributaria me indicaban se me iba a proceder a la devolución de una cuantía económica, no elevada, pero sí apetecible, más para el momento económico en que nos encontramos: 90 €

Donde me ha hecho pensar, ¿a quiénes y a cuantas más personas como a mi han podido haberle sido enviado y recibido de igual manera ha como yo he recibido.

Otras veces, he hecho eco de la precaución, que debemos tener; sin haber sido “afectada directa” de ningún intento de estafa. Sin embargo, esta vez, me siento un tanto más estafada. Por eso os quiero recordar.

A pesar de la frecuencia y repetitivas son las estafas por estas fechas y fuera de ellas en otras, y de los constantes avisos; hay quién sigue confiando y cayendo en estos fraudes con los supuestos datos necesarios para la confirmación de borrador fiscal.

Nadie está libre en caer en alguna estafa, aún sin tener nada qué nos haga ser posible presa, pero sí sólo con la buena intención de cumplir y responder. De ahí, no debemos de dejar en utilizar el instinto de desconfianza o defensa (que poco me gusta, pensar mal…).

Ahora, para que nadie se haga con algo que ni es suyo ni lo haga como si estuviese entrando en casa, pidiéndome permiso para robar y encima le digo amablemente donde esta lo que busca, como quien entra a la cocina en confianza.
Pues es casi la sensación.

Lo mejor, o por lo menos es como actúo, cuando no confío en algún sitio, no me parece normal el correo que recibo o lo que en él me piden.
Me informo llamando inmediatamente al centro de atención al cliente, para me confirmen si eso es así, directamente lo dejo pasar, si estoy confiada no va conmigo. Que suelen ser las menos, siempre y cuando sea algo de tipo oficial.

Ahora si es promociones de empresas, pues no pongo mucho interés a decir verdad.

Porque también puede ser que confíe u reciba el correo de un sitio al que entro, pero que no por la misma seguridad, hacen estos trámites. Que también ocurre.
¿Nunca has recibido un correo con el nombre de un amigo/a, sin que sea realmente, o de ti mismo?

Lo bueno de no tener que hacer la declaración es el no tener que preocuparse por este tipo de intrusismo. Pero claro, el hacerla, también es indicio de que hay cierta estabilidad económica 🙂
Claro que, tampoco tal como está la cosa, tampoco puede decirse sea completa.

En definitiva, cuidarse con los datos que se facilitan y a quién, tanto por red como por teléfono.

Ni Hacienda ni ningún Banco, ni nadie, nos pedirán nunca, datos personales por correo electrónico o telefónicamente. En caso de no estar seguro/a, llama y confirma la situación.
Al final, nonos  costará más la llamada que el disgusto que luego sí podremos llevarnos.

By | 2017-06-19T19:26:37+00:00 junio 16th, 2010|Tecnología|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies