Hoy tengo ganas de seguirte disfrutando, y de no dejar de mirarte, de seguirte, de escucharte… Hoy tengo ganas de descubrirte y re-descubrirte, porque eres sin duda, el sentimiento de disfrutar, eres la mirada que me permite escucharte aunque no te siga, y permites que escuche el sonido de esa voz que produce tantas emociones, y por lo que tengo ganas de seguir disfrutándote…

Aún con el sol escondido, aún con las estrellas mirando al firmamento, y la estela de la luna, y sin saber que decirte, ahora ó nunca, contenta de no poder ir a otro lugar si no puedo seguirte disfrutando, y tampoco quiero, quiero seguir disfrutándote, porque eres esencia de vida. La pureza de tu cariño, de tu mirada, de tu atención siempre que hablo…

No eres recuerdo. Eres realidad clavada en la piel, y eres vida, de ésta vida que queda en tu compañía; sin que te mire, o te escuche, aún sin saber qué decirte, cómo verte, o cómo escucharte; quiero seguirte disfrutando ayer, hoy, mañana, y siempre; disfrutando de ti. Si me lo permites, me quedo ensimismada en tu presencia y existencia. Tengo ganas de seguirte hasta la eternidad, sin condiciones ni reparos. Tengo muchas ganas…