Es el tiempo: Confiar y creer en las personas

Es el tiempo de las personas. Cuando tanta desdicha, desanimo, y las energías negativas parece que invaden más de lo normal y habitual a todo el mundo; es éste el tiempo propicio para confiar en los demás, dar un voto de confianza como suele decirse, y creer de verdad, que somos las personas quienes realmente cambiamos el hilo de las cosas. Es importante que creamos en cada persona. Teniéndole clavado en la mente tal casi se tratase de un decálogo de la vida. Confiar y creer en las personas.

Independientemente de las situaciones y de los hechos. Es hora que nos pongamos manos a la obra, e ignorar aquellas cosas que no pudieron habernos gustado en cualquier momento de las relaciones personales, laborales, o cualquiera de las que se hayan producir y no se les preste más atención de la necesaria a esas u otras circunstancias similares.

Del mismo modo en que creemos y confiamos, sin reparos, ni prejuicios en las actitudes y comportamientos propios; se puede dar el tiempo y la confianza a quienes están cerca, sin que para ellos se tenga como referencia, las posesiones o virtudes que puedan destacar a simple vista. Sin darle importancia a quién se aparenta ser, de dónde se vive, lo que se puede o no se puede dar, decir, así ni tampoco tener en consideración cuántas cosas, ni de bienes se disponga. Ya que lo verdaderamente importante es lo que crece dentro de los sentimientos. Sin calificarlo de amor, cariño, afecto, sensibilidad, hay una razón más poderosa que hace que se tenga la capacidad de poner y dar la confianza suficiente en los demás. En quienes en algún momento determinado, pueden echarnos esa mano necesitada.

Unos por otros. Hoy uno ayuda a otro. Tiende sus posibilidades y su afecto al otro.

Comprendiendo que cada uno desde sus posibilidades y el mismo deseo de salvar también los escollos, problemas, y las cosas que le quitan el sueño, haciéndole sentir que están acorralados en sus propias cosas, logra que la sinceridad, y la comprensión esté más allá de lo puramente individual. Porque quién más, quién menos, tiene nostalgia y alguna vez en la vida necesita por cosas del destino y la propia vida de la complicidad y solidaridad del otro. Ya que hasta los grandes magnates sufren caídas y recaídas y buscan esa mano amiga que lo terminen rescatando del profundo hundimiento. Siendo lo que les ha salvado el pellejo, la capacidad de reacción y de vinculación y confraternidad con los demás.

Algo así. Con los ánimos altos, y la energía positiva, creyendo y confiando en las personas, es lo que en un pequeño porcentaje puede salvar a toda la sociedad de algunos momentos de desesperación y hundimiento. Puesto que al confiar en los demás, se está confiando en uno mismo, ya que se tiene la certeza de que juntos y unidos de la misma mano, no hay momento turbio que tumbe un conjunto humano unido.

Es importante pues, poner ese voto de confianza encima de la mesa y probar las mieles de la vida. Es importante que creamos en cada persona. Teniendo clavado en la mente tal casi se tratase de un decálogo de la vida, lo positivo y constructivo que supone para un mundo globalizado y una sociedad en general, que bastante positivo, confiar y creer en las personas. Porque es ahora, más que nunca antes, el tiempo de las personas.

 

También publicado en Elblogoferoz

 

 

By | 2017-06-19T19:26:06+00:00 noviembre 21st, 2012|Opinión bloguera|1 Comment

One Comment

  1. yosef 21 noviembre, 2012 at 19:22

    Siempre estas acertada en cada comentario que haces, el de hoy, otra vez, sensacional. Dando en la diana… Y sin dejar por decir lo dicho, ¡¡cuesta confiar!! hay mucha hipocresía, y hace que sea de lo más complicado. Mucha soberbia y egoísmo. De resto, tu comentario, perfecto.
    Salu2.

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies