Entre Año Viejo y Año Nuevo…

¡31 de diciembre! Restando horas de éste día, con los preparativos y el ajetreo, de un lado a otro, para preparar todo, que nada falle ni falte; ponernos elegantes, buena comida, bebida, engalanar todo, sin olvidarnos de nada, de las uvas lo más importante, para cuando den las campanadas que nos harán y darán de manera oficial paso a un Nuevo Año,  el que en nada estrenaremos, 2012.

Un Nuevo Año, lleno de ilusiones, propósitos, sueños, retos, cosas que por motivos unos no pudimos poner en práctica o no se tuvo oportunidad y nada mejor que el comienzo de una nueva época, al menos en número y tiempo para poner punto y final, punto y aparte a una manera, un estilo de vida, comportamiento.

Mejorar nuestra calidad de vida y de quienes nos rodean, de amigos, familia, de nosotros mismo.
Principalmente, un año 2012 que se presenta con expectativas.
Al año éste 2011 que acabamos, para dar inicio a uno nuevo, recibir el 2012 en el que “tumbando barreras” va a seguir siendo mi objetivo, mi ilusión y máximo anhelo, que poder “tumbar barreras” sea una realidad, poder moverme un poco por casa, poder salir, encontrarme contigo, buscar cosas para luego aquí, en la Buhardilla, desde mi humilde opinión, contarte, desearte; no sé, lo que se tercie. Sueño éste que espero sea posible, tumbar lo imposible, dejar esa palabra barreras, al menos en este sentido inservible

[…]

Muchos otros deseos se presenta, pero poco a poco irán produciéndose. Los Reyes Magos, sus Excelentísimas se encargarán de darme alguno como real, o al menos eso espero, es otra ilusión.

La prolongación de esta Nochevieja, saludando a un Nuevo Año, nuevo día, unos trescientos sesenta y cinco días del nuevo año, que bien podrían continuar siendo Navidad.
Días luego de ilusión, magia, Día de Reyes Magos. Nada acaba por tanto hoy, a pesar de que acaba un año. Con el acaba sólo un tiempo, para empezar otro, otro seguro mejor, como resurgido de sus propias cenizas, un nuevo tiempo que como Sus Majestades se encargarán de traer, buenas intenciones, sueños y emociones. Menos carbón, otras cosas.

La tecnología como otros años, se suman a mí, para haciéndome posible un Nuevo Año, compartir contigo estos momentos festivos, poder celebrar al menos de manera virtual un tiempo de júbilo. Tomarnos las uvas al mismo tiempo, al sonsoneo de las campanas, ya sea a través de la radio, televisión, en cualquier rincón del mundo, en una sala de fiestas, en medio del campo, centros cívicos, desde las redes sociales, en cualquier sitio, allá donde haya un poquito de señal, juntos lo compartiremos, “tumbando barreras”, sintiendo una mayor cercanía.

Con las campanadas adaptadas, para que todos podamos sentirlas; con su luminosidad, el sonido, ambos a la vez, tomando una a una las uvas de la suerte, con el confeti en la mano y el antifaz y gorro puesto, ataviada como la ocasión requiere, con alguna prenda roja, prestada, usada, nueva; con la copa llena, no de alcohol, si de una bebida especial exclusiva para estas ocasiones, con la música preparada para empezar la gran fiesta, la primera del Nuevo Año, el 2012, en compañía de las personas que quiero, mi familia, mis padres y mis hermanos, con el calor de a ti amigos(as) sentirte a mi lado, con el agradecimiento a la vida por hacer que así sea, el imaginar cómo tu amigo(a) estaremos juntos esta noche.

Tomemos esas Doce uvas, disfrutemos a tope de cada minuto, vivamos y sintamos, la alegría que un nuevo año se aproxima, aprovechando los minutos que a éste 2011 le quedan. Terminando las cosas que nos quedan pendientes para no entrar con saldos pendientes, decir lo que queremos a quienes queremos, hacer lo que queremos, no esperar un minuto, soñar, reír […] Todo lo que puede estar pendiente, no dejarlo para un futuro, el presente, hoy, antes de que pasen las horas, de que el Año quede como Viejo.
Que esta Nochevieja, un Fin de Año, éste nuevo, seas feliz, que la suerte de las Doce uvas te acompañe, que sea el preludio de un magnifico inicio de año, de tu vida […] De la mía.

Como suelo decir, con la preparación de una puesta a Cero […] Me dispongo con ilusión de lo que todavía queda por venir y disfrutar de estas fiestas y de lo que me hace tremenda ilusión y ansias, como Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, de los que hablaré en estos días, preparándome para una noche especial, dar partida a un Año Viejo, para dar la bienvenida a un Año Nuevo […] Aún de manera adelantada, desearte un feliz 2012

Me como las uvas, pensando por ti, por mí; deseando para ti, para mí.
¡¡¡Que mis confetis inunden vuestros teclados!!!
¡Gracias, por dejarme un sitio a vuestro lado, en vuestras vidas! ¡¡¡Tumbar barreras!!!

Nos vemos en el Año Nuevo, justo cuando entre el Año Nuevo ¡Feliz 2012!

También publicado en Elblogoferoz

By | 2017-06-19T19:26:27+00:00 diciembre 31st, 2011|Personal|2 Comments

2 Comments

  1. cristina098 31 diciembre, 2011 at 11:09

    Estoy en casa de mis padres y estamos preparando todo. Uno en una cosa, otro en otra, la música no para.
    ¡¡Los sobrinos no dejan de tirar cohetes!!

    Pre-fin de año

  2. carloson 31 diciembre, 2011 at 18:16

    ¡Con las uvas peladas! ¡Preparados!
    Un beso!

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies