El tiempo pasa; pasa el turno

Pasa tu turno. Acostumbrados a esperar a que nos atiendan en la carnicería, en la pescadería, en la charcutería, en la panadería, en la farmacia, en los centros gubernamentales, en el despacho, en la cola del tráfico, en el tranvía, en la guagua, en los servicios sanitarios, en la pastelería, en el restaurante, en el veterinario… El tiempo de la vida pasa, y aún en estas circunstancias también podemos aprovechar al máximo el tiempo.

Acostumbrados a ver como pasa el turno, nos lo tomamos con paciencia y filosofía. Comprendemos que debemos esperar a que llegue el turno, y no podemos quedarnos congelados sin sacarle el máximo partido a ese tiempo que parece se detiene por minutos, dejándole pasar sin pena ni gloria. Razón por la que debemos de mantener la lucha, la esperanza, la fe y la alegría en todos los apartados de la vida exprimiéndola, y disfrutándola a tope; ya sea caminando, leyendo, haciendo punto, tomando un refrigerio con los amigos, yendo a pescar, hacer deporte, cocinando, estudiando, trabajando, en la playa, en la piscina, en el monte de barbacoa, sentados en un parque viendo a los nietos, y los hijos jugar… Si no sostenemos nuestras emociones y sentimientos, las inquietudes, los miedos, los sueños y la fe; el tiempo de la vida inescrutable hace pasar turno, y nos arrepentiremos algún día de no haber aprovechado al máximo cada segundo, cada hora, y cada día de la vida.

image

¡Pasa tu turno! ¡Comparte, lucha, ilusiónate, siente, emociónate, acompaña y déjate acompañar…! ¡Vive y deja vivir! ¡Da ayuda, pero también pídela! Pasa tu turno sin dejarte llevar por las apariencias, ni egoísmos! Tumba todas las ataduras e incertidumbres. El tiempo de la vida pasa…

… Ha llegado tu turno ¡Exprímelo!

By | 2017-06-19T19:26:04+00:00 agosto 30th, 2014|Opinión bloguera|4 Comments

4 Comments

  1. David Martin 31 agosto, 2014 at 6:24

    Haz dado en el clavo! gran mensaje. Paso mi turno. 😛 😀

  2. Arancha García | Trébol 3 septiembre, 2014 at 6:08

    Gracias por compartirlo y esperar a que te tocara David.
    ¿Sabes? Me quedo mirando a la gente en ciertos lugares, y me doy cuenta que esperan por lo que sea y quién sea, y ese momento se convierte igual que un castigo, y no se dan cuenta o así lo veo yo, se puede aprovechar. Nos perdemos, nos aislamos de tal modo que no nos damos ni cuenta de lo que está pegado a nosotros. Hasta que salimos del letargo, ¡uy! ¿estabas por ahí? qué rollo me parece.

    Paso mi turno, je, je 😉

  3. cristi 3 septiembre, 2014 at 6:34

    No podía decirlo más claro cuando dices; “vive y deja vivir” hay quien eso no lo entiende, todo el día de majaderos.

  4. Arancha García | Trébol 12 septiembre, 2014 at 6:47

    Hola Cristi, me parece la mejor manera de no permitir se pierda nada de lo que queremos; nuestras gentes son importantes, para mí al menos las mías, y lucharé siempre por ellos.

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies