El lamento, viaje del recuerdo

Hablar de la memoria, los recuerdos es hacer un viaje por instantáneas de lo vivido que sólo quedan y se reviven desde ahí; desde lo más puro, sincero y emotivo que es la memoria. Recuerdos del alma, alojados en la más pura conciencia de la inconsciencia… Lamento hecho gritos de recuerdos, y lamentos.

Tiempos intensamente vividos, y sentidos, que tan guardados dentro del corazón al florecer asaltan en flases desde el recuerdo inolvidables cada uno de ellos ponen los pelos de punta,

Recuerdos que activan todos los sentidos; espinas que aparecen en el corazón por pensar las veces que alguna vez hiciera no hubiera estado a la altura; tu altura.

Queriendo volver atrás, pensando en que puede haber un resquicio de oportunidad en apañar aquel instante. Verte sonreír, decir lo bien que lo pasas, lo que te gusta estar aquí… Sin perderte… Porque perderte, sentirte lejos, duele. Ver cómo te alejas, cómo te has alejado, cómo la vida nos ha distanciado; duele, hace al corazón gritar, haciendo de recuerdos, lamentos…

Queriendo tener la oportunidad de apañar, verte un instante, sentirte así aquel tiempo anterior, hablarte, contarte cada cosa de cada fantasía imaginada, enfadarte, acompañarnos en las aventuras de las cosas diarias, las locuras que podemos vivir y vivíamos de cada día…

Quiero poder decirte, cuánto te quiero… Desde la distancia, estés donde estés, no sabiendo dónde puedes encontrarte hoy, ahora. Perdiendo casi la pista de ti, de tus cosas, tus amigos, tu piel, tu cara siempre sonriente, la belleza de tu corazón, tus reprimendas… Eso y más, las cosas que juntos hemos aprendido a vivir, a experimentar cada uno a su modo ¡¡Siempre juntos!!… Tú, una parte de mí. Cómplices de una simple mirada. Una risa delatora…

Quiero, todo eso y más, porque ya no te tengo. Sabiendo que ya no estás. Sin saber si algún día regresarás, por remoto que sea, aún en la distancia, busco un atisbo de sentirte un pelín más cerca, aprovecho para pedirte perdón por si no supe estar a la altura de ti, de esos momentos que tanto de tí, tú, entregaste… Tenerte ha sido eternamente tener vida cerca, en mi vida… Porque sé, ya no te tengo, ya no estás, aún estando, no estás… Desconozco si algún día aunque sea desde la distancia, vendrás, te sentarás… Aquí juntos, así cuando de verdad estabas. Cómplices, siempre juntos, delantanto nuestras cosas.

Lamentos de vida, que terminan reluciendo en la vida. Cerca quedan gestos y caras muestras de tus palabras, tus aficiones que permanecen en la retina del subconsciente. La pena de no tenerte cerca, aunque puedas estarlo, hoy, ya no te siento así, en tiempos de siempre…

Recuerdos en palabras que no se si expresan lo que te echo de menos. Buscándote en cada gesto, cada movimiento, cada foto, cada imagen que asalta cada segundo a la memoria. Poniendo contra la pared cada sentimiento de no tenerte.
Un lamento, que quiero gritar. Desgarrar el alma y que tanto duele ¡Decirte vuelve!

Hablar de los recuerdos del pensamiento, la memoria, un viaje por instantáneas de lo vivido que sólo quedan y revivo desde lo más puro, sincero y emotivo que es la memoria, los recuerdos del alma…

Una canción ésta de Dani Martín, ‘Lamento’, que hacen me asalte a la cabeza, a los recuerdos de mí, de mí vida, miles de instantáneas.

Espero el lamento, no sea un lamento en tí, sólo un recuerdo que regresó alegre, y lo hizo al regreso de aquellos recuerdos.

 

By | 2017-06-19T19:26:10+00:00 mayo 22nd, 2012|Mundo visual | acústico|8 Comments

8 Comments

  1. Jose Luis Leon 23 mayo, 2012 at 1:18

    Arancha, hacía longevo tiempo de leer algo tangiblemente bello, camino sin espinos y, al pisar firme, pétalos de rosas; acarician el andar elíptico del recuerdo… No, lejano pensamiento fue mejor… es este tu momento.
    D. AGAPITO/ Esta es mí Aranchita…
    SERAFÍN/ Así, “yo también la quiero”!

  2. Trébol 23 mayo, 2012 at 15:21

    Un momento que lejano y cercano querido amigo. Siempre quedan restos de sentimientos en todos y cada uno de nosotros. Es sólo cuestión de que apriete un poco el ahogo del corazón. Espinas de espinos 😉

    ¡¡¡Ains!!! Mis dos ojitos de riñones, enriñonados!… Yo a ustedes también les quiero, y tengo siempre en mis palabras, pensamientos de horchata 😉 Sinceramente, ojalá pudieran adentrarse en mí, comprobar que cierto es así, lo que les confeso, cariño que profeso… Por su puesto, sin obviar, ni olvidar a D. José Luis. El tercer ojo 😉

    Gracias, y espero verles pronto por esta Buhardilla, que me han hecho enormemente feliz al tener este cachito de ustedes.

    Abrazos.

  3. josica 25 mayo, 2012 at 20:43

    SIN COMENTARIOS..ME HAS DEJADO SIN PALABRAS,SIMPLEMENTE PRECIOSAS PALABRAS,BESOTES

  4. leila 26 mayo, 2012 at 21:38

    Impresionante. Eres bella por dentro, el que no lo vea, es ciego. De las cosas más emotivas desde que te leo.

  5. Trébol 26 mayo, 2012 at 23:32

    ¡¡Ay!! ¡¡Josi, Josi!! Sin palabras me deja saber de tu amistad y de tu presencia siempre por esta humilde y sencillita Buhardilla donde me explayo.
    Gracias por tu presencia amistad y cariño, que hacen de cada lamento, más alegrías y positividad. Nuestras cosas, y cariño, serán parte del recuerdo, y del presente, más presente. Eso me encantaría y confío en ello.

    ¡¡Un besote, y gracias!! No cambies, por favor.

  6. josica 27 mayo, 2012 at 16:25

    NO,YA ES IMPOSIBLE CAMBIAR A ESTAS ALTURAS,,,JIJIJI,,,GRACIAS SIEMPRE A TI …TE ACUERDAS DE LA PRIMERA VEZ KE HABLAMOS Y TE PEDI TU DIRECCION,,,JAJAJAJ DECIAS KE NO TE FIABAS ,,MADRE Y AHORA SOMOS HERMANITAS JAJAJAJ,,YA SABES KE NO TENGO KE REPERTITERLO ,AKI ME VAS A TENER PARA LOS RESTOS JEJEJEJ…AHHHHHHHHHHHHH Y YA NO HAY VUELTA ATRAS UNIDAS HASTA LA MUERTE ,,,TE KIERO MI AMIGA,MI HERMANA ,,,MI TESORO ,,,,,BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSS

  7. carloson 29 mayo, 2012 at 0:09

    No se puede poner más sentimiento…

  8. Trébol 30 mayo, 2012 at 0:06

    Bueno, yo por si acaso Josi te lo digo, te lo pido 😉 pues me encanta como eres y es lo que hace te quiera así…

    Sí, jo, recuerdo aquellas palabras, justo éstas que tú bien reproduces… No creía igualmente que no fuera verdad, y menos que no fuera una cosa de una vez, que te cansarías de mí, que quizás yo hasta te decepcionaría cuando me conocieras un poco, y tú nada, erre que erre, y sabes una cosa niña, que me alegro de que hayas hecho aquello aquel día, me hayas hecho dudar y sacar esa inseguridad, porque ahora me pregunto dónde habías estado, porque eres un solete, sincera, sencilla, que no menos grande, y una gran y genial hermanuka!!! Y sabes que aquí, tienes una amiga, una hermanuka, lo que sea… Unidas hasta donde la vida nos lleve, y nos dejemos llevar. Disfruto hablando contigo, lo que nos compenetramos y disfrutamos recordando y charloteando… Tú si eres un tesoro, ojalá mucha gente fuese coherente con sus palabras… Con esas cosas que dicen por quedar bien y listo…

    GRACIAS y por favor aunque juntas, no cambies nunca, sigue así, con esas cosas que te hacen ser especial, y de quien me enorgullezco decir, eres y somos más que amigas… ¡¡Hermanukaaaaaaaaaa!!…

    Besotesssss y a tu gente, otros más…

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies