Si correr en el querer es cosa de cobardes, que se detenga todo el mundo, pues quién más quién menos, quiere y corre por alguien; así que… ¡¡detente!! Y ¡¡Confiesa!!… ¡Cobarde!…

No seas cobarde de no demostrar tus sentimientos… Y detente cobardemente.