Cómplices

No seas tan osado a la hora de imponer a tu corazón para que guarde silencio, y permítele que se exprese en total libertad, de la misma manera que en este tiempo actual que vivimos, cuando la noche comienza a caer, y el universo pasional se deja llevar enternecido a lo más alto de la luminosidad del cosmos, declara cuanto afecto siente por ti, y también por mi.
Contágiate del mismo entusiasmo que desprende la noche que ya ha dado comienzo, y dime cada una de las sensaciones que experimentas. No pretendas que saque mis poderes adivinatorios a pasear por esta noche de plenilunio, y adivine cuál es tu estado de ánimo, o aquellas confidencias de las cuales seremos cómplices los dos. Desiste de pecar de atrevido, y excédete con todo el brío que atesoras para mostrar cada una de tus emociones, igual que la noche da luz a esta hermosa luna que viene para cobijarnos.
Escucha atentamente lo que en este momento necesito que sepas, cómplice tú de mi vida.
Por | 2017-06-30T07:52:54+00:00 noviembre 17th, 2016|Personal|Sin comentarios

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies