La imagen de alguien haciendo una operación extrayendo su dinero del banco es algo que todos estamos habituados a ver, incluso en ocasiones hacer algún que otro turno en espera si los cajeros se encuentran en lugares alejados. Igualmente habitual es encontrar personas con dificultades tanto en su movimiento como en su visión, no siéndole una tarea fácil hacer la operación, no porque no sea capaz de hacerlo, ni porque no entienda como funciona, no es precisamente ese el problema, la cuestión se basa en la dificultad que para esa persona supone hacer la extracción de su dinero, tanto por la altura en la que se encuentra que lo hace no accesible, como por su complejidad cuando de ellos tienen que hacer uso personas con problemas visuales.

Es por ello que viendo la adaptabilidad que Caja Madrid esta realizando en sus cajeros automáticos, para el manejo de todos sus usuarios con dificultades visuales o ciegas, es algo a considerar como positivo, sí espero, cunda el ejemplo y se amplíe generalizadamente. El dispositivo instalado da la oportunidad de conectar unos auriculares mediante el que se va escuchando el proceso de la operación que se esté realizando en el cajero.

Este nuevo sistema que se está implantando será para los clientes, a parte de una ventaja un síntoma que efectivamente (no es por el dinero 😎 ) viene a ejecutar una demanda desde hace tiempo por los usuarios que no se estaba cumpliendo, a parte de la ley que ya lo contempla. Por lo que a partir de ahora, cuando quieras sacar dinero, ese dinero que tu como otros has elegido guardar en esa sucursal bancaria, podrás ir hacer la retirada del mismo, sin tener que ir acompañado de otra persona, por lo que la autonomía es importante.

Lo que sí, me quedo con la duda, en saber si los auriculares, serán facilitados por el banco, incluidos en el dispositivo o si por lo contrario el usuario deberá de llevarlo consigo para poder ejercer su igualdad a la hora de sacar dinero como otro más. Imagínate no creo sacar dinero y surge un inesperado, nunca sé si puede apetecerme hacer algún gasto. Ya que al final, las comisiones por el dinero a resguardo no consideran esta diferencia de posibilidades.

Con un poco de humor y realidad. Ahora falta, que ya que la demanda existe (algo visible) que todos los bancos, adopten las mismas medidas… Ya que de otra manera la competencia no estará en igualdad y los números a la hora de hacer balance no serán contemplados de forma igualitaria, o así por lo menos lo veo… La noticia 😉