Acabo terminar de leerlo y dejadme decir cuanto me satisface saber finalmente se comienzan a dar pasos. Todo por no decir, éste debía existir hace bastante tiempo.
Sin embargo lo importante es que comienzan hacer reales y visibles.

Y que mejor manera para dar salida y entrada a un nuevo año, sobre del que esperar los avances sean cada vez mayores en todos los terrenos, demostrando que vamos a por más integración y normalidad para todos.

Y todo ello, debido a que, este año, todas aquellas personas con la discapacidad sonora que sea, y junto a ellas también las que su visión no esté al cien por cien, podrán tomarse las uvas y dar entrada al nuevo año de manera natural y “normal” sin por ello tener que encontrarse acompañado de otra persona para tal momento.

Además, ya no sólo para quienes estén in situ desde la tan tradicional y tomada como referente por todos como es la Puerta del Sol Madrileña.

Pues, igualmente quienes no puedan acercarse hasta allí, y se hallen pendientes de las retransmisiones televisivas, dispuestos a conectar con la Puerta del Sol, contarán con igual posibilidad a la hora, haciendo juego de palabras, en seguir las campanadas como si entre el alboroto de la gente se encontrasen.

Todo ello posible, a ese pequeño y olvidado recuadro que en la pantalla de nuestros televisores aparece en muy contadas ocasiones (Debates sobre la Nación, Autonomías) sobre el que personalmente pienso es útil, necesario e inclusive poco costoso tener, etc…: Aunque estéticamente puede no gustar.
Ahora con la tecnología, como el subtitulado, debía ser opcional y de libre elección por el usuario. Y no como hasta estos momentos, en los que se uso es en momentos muy puntuales y sin elección…

Pues bien, La Comunidad de Madrid ha previsto hacer proyección desde debajo de la puerta del Sol, una forma de estrella; en la que una vez iluminada como tal ese día, en el medio de la misma, irán apareciendo consecutivamente los doce números, dando paso así al nuevo año, a la vez que el sonido de las campanas del Reloj de la Puerta del Sol vayan marcando y dando paso a uno y otro, hasta completar las doce campanadas, y con ello, la llegada del nuevo año dos mil ocho.

campanas.jpg

Presiento que más de uno, y sin discapacidad alguna, estará pendiente de la estrella luminosa 😉 debido al bullicio y jolgorio que habrá en la zona, algo de lo más normal del mundo todo sea dicho de paso.

De ahí, lo importante que resulta la señalización luminosa del reloj, para quienes tienen alguna discapacidad siendo en esta ocasión la sonora la más significativa.

Ahora, lo mismo que felicitar por la iniciativa tomada.
Sólo queda esperar ver como resulta esta novedad así como la experiencia y sensaciones de quienes harán uso de ella.

De igual manera, esperar que otras comunidades tomen nota, y la idea se extienda por toda nuestra geografía.

A disfrutar se ha dicho, señores/as…

 

Fuente: elmundo.es