Queridos amigos pediros disculpas por si durante estos días, cuando entréis a leer u visitar el blog notáis ciertos cambios y movimientos “extraños” en su aspecto y apariencia general.

No es que nadie se haya vuelto majara (bueno… una pizca ya estoy, pero esto no entra en ningún descubrimiento) o que el blog vaya a desaparecer.
¡Nada más lejos de la realidad! Ni de mis intenciones… Todo lo contrario.

Ya os iré detallando y diré con más amplios detalles, sobre los cambios; pero eso será si todo es viable a la vez marcha con alguna probabilidad estos días (“fin de semana u principio, máximo tiempo”).

Os puedo adelantar, estoy muy no sabéis hasta cuanto, ilusionada y con deseos de ver algo que es como un SUEÑO pero despierta… Y no sigo porque me conozco!…
Como decían en el mítico concurso 1, 2,3… -¡Hasta aquí puedo leer…!-

Pediros reiteradamente eso sí, disculpas por si veis cosas extrañas.

Esperemos esta se la ocasión definitiva, real, verdadera y no deje avaporarla entre las manos y deseos como ha pasado anteriormente (por motivo u otro) de ahí mi prudencia.
Sin embargo os debía por respeto comentar una posible y mínima información de los cambios.