Cambio de hora: Horario de verano

La hora, el tiempo. Ése elemento tan imprescindible que marca nuestros derroteros de cada día, cada instante de nuestra vida; cambia hoy su rumbo. El cambio de hora de verano, viene en la madrugada de hoy, a darle un giro al marcador.

Es así, por este motivo, con la coincidencia de la entrada de la Primavera, como ya venimos haciendo desde hace casi treinta y siete años, cuando en 1974 tras la primera crisis petrolífera se idease esta modificación horaria, con la que de esta menos electricidad.
Un consumo de iluminación, que bien parece no notarse y en realidad, a la hora de hacer cuentas con la compañía de red eléctrica, se nota. Aún poca o mucha cuantía. Siempre un descenso, se nota en el bolsillo, aparte de agradecerse, claro.

Ahorro, que como norma vigente se viene aplicando desde 1981, y de una aprobación, ya sí general; por parte del Parlamento Europeo y Consejo de la Unión Europea, en enero de 2001, a lo que se aplica el cambio horario de carácter indefinido.
Una normativa de la “Unión Europea” para todos los países miembros.

Por lo que esta noche será una de esas noches, que a priori, descansaremos una hora menos, para ya, a partir de mañana comenzar a eso de la caída de media tarde, observar como la luz solar es más evidente. Refugiándose un poco más tarde, de lo hasta hoy, a lo acostumbrado durante esta ‘nueva fase’.

He de reconocer que a pesar de no salir, de no tener oportunidad de aprovechar ese tiempo lumínico como mucho de ustedes. ‘Tumbar barreras‘ del que sabéis, es mi lema… Me gusta este cambio de hora.
Prefiero una mañana relativamente más corta, con una tarde más larga, luminosa. Me resulta más alegre. Parece el sol no quisiera refugiarse en las faldas de las nubes que lo cobijan en los atardeceres. Pues, aunque ahora todavía no haya comenzado a despuntar, más a las fechas que estamos, comenzará en breve, y se hará notar; plenamente convencida de ello.

Un cambio de hora, que debemos de ser previsores y antes de irnos definitivamente a descansar, a dejarnos llevar por el mundo de los sueños, caer en el cariño que nos ofrece Morfeo, para de ese modo evitar sorpresas y despistes a la mañana, de mañana domingo, cambiar la hora de cuantos relojes tengamos. Adelantar a las 02:00 horas hasta las 03:00 horas. Sesenta segundos que bien pueden darnos de anécdotas y risas de los demás si no lo hacemos y tenemos que vernos con alguien o cumplir deberes.

Cambios de todo tipo de relojes electrónicos, pilas, cucú, sol, arena, péndulo, agua… un cambio de horario de verano, que nos acompañará hasta el próximo 28 de octubre, momento en el que volveremos hacer una modificación, esta ocasión tarea inversa.
Mientras hoy, toca pensar y vivir ésta actual. Disfrutar de lo que resta de día, y mañana con la nueva hora, adaptarnos, y comenzar a iluminar de actividades y vivencias, nuestras días y tardes.

Días, que de cualquier manera, debemos aprovechar al máximo y vivir, con más luz, tras sin costos, ni compañías achuchando podemos poner en nuestra vida y la de los demás… ¡Nuestra propia luz; energía positiva!

Entre tanto, en conjunto de ambas, mientras una une a otra… ¡¡No se despisten en cambiar la hora!!

By | 2015-06-07T00:32:16+00:00 marzo 24th, 2012|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|2 Comments

2 Comments

  1. naufraloq 24 marzo, 2012 at 22:21

    Sin que me creas, a punto de cambiarla anoche. Menos mal que mi hermana, me aviso 🙂

  2. cristina098 25 marzo, 2012 at 11:17

    Tanto avisar, todos hablando de la hora, que si adelantar, adelantar, y no se me ocurre otra cosa, que atrasar!! jajajajaja ya tengo anécdota como dices aranchilla. Una hora menos que más quería cargarme!! de golpetazo, dos doras menos jajajajaja

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies