About Arancha García

Siempre escribir para mí ha sido una excelente herramienta de expresión. Hasta que un día, la tecnología se presentó en mi vida y completó ese deseo de un modo extraordinario. Ahora hago narraciones por ejemplo de la risa, el viento, el agua, el amor, la nostalgia, los sueños. Aventuras lingüísticas que me proporcionan felicidad, igual que a un niño corretear en el parque de atracciones.

La rutina silenciosa

Suena el despertador y refunfuño por lo bajo, no quiero levantarme aún de la cama. Apenas hace seis horas que me acosté, y por segunda vez en menos de cinco minutos escucho el despertador avisarme que se me está haciendo tarde. Escojo ponerme en pie antes que me entren ganas de arrojarlo igual que lo haría un atleta con un lanzamiento de disco en el círculo destinado para tal efecto en la pista de atletismo. Me lavo la cara y me cubro el cuerpo con el pantalón corto azul Maya, y una prenda de color azul Capri de punto, con cuello y abotonada por delante en la parte superior que me llega hasta la cintura. Me sirvo el tazón de leche con cereales Kellogg y dos terrones de azúcar, y me desayuno a un ritmo pausado. Ya habrá tiempo a lo largo del día de hoy para darme prisa, igual que haría si fuera a llegar el fin del mundo. Por fin hoy voy hacer todo lo posible por salir de la maldita rutina emocional que me causa gran sufrimiento cada día. Saldré a caminar a ver si te veo por estos parajes y te conquisto, como te conquisté hace cuatro años, con un beso en la mejilla y un fuerte abrazo; cuerpo a cuerpo.

En ciertas ocasiones me resulta tan difícil llegar a tu corazón, que termino sucumbiendo a la rutina del silencio afectivo, y no quiero seguir estancada en este estado que solo me produce inquietud y desazón por la carencia emocional; no obstante, hago miles de cosas para que sientas sensaciones positivas. No sé si soy demasiado débil, o una loca generosa que se siente necesitada de tu amor. Me asomo a la puerta de casa y pongo mi rumbo en una dirección al azar. Igual que si me pusiera delante de un folio en blanco, comienzo a escribir mi novedoso destino. Recorro las calles y saludo a la gente, doy una vuelta por la plaza y transito entre los innumerables turistas que bajan durante unas horas de las guaguas de transporte de turismo, y a quienes es habitual encontrarlos consultando mapas y haciendo fotos por la zona más antigua de la ciudad. En su mayoría se trata de jubilados, aunque hay gente joven que han venido a conocer la ciudad, y sus lugares más emblemáticos como el Drago Milenario, la Parroquia Matriz de San Marcos Evangelista, la Plaza de la Constitución, más conocida por los Icodenses por el nombre de la Plaza de la Pila y en donde el sonido del agua de la fuente hipnotiza a todo aquel que la visita en cualquier época del año o incluso la Cueva del Viento. Entretanto me siento en el quiosco de la Plaza de Andrés de Lorenzo Cáceres a tomarme el delicioso barraquito elaborado a base de café, leche condensada, leche, canela, limón y licor, […]

By | 2017-09-27T19:37:40+00:00 septiembre 27th, 2017|Relatos&Microrrelatos|5 Comments

Previsión favorable

Hoy se espera que va hacer un gran día. Todas las previsiones aportan un parte repleto de esperanza y también de positivismo para el mundo que se dirige raudo y veloz por la zona frontal de nuestros corazones hacia aquel deseo de exprimir al completo la jornada de hoy.

Aun cuando no acertemos reiteradamente en la lectura de la parte emocional, y aparezca la sensación que nos vamos a caer una vez más por cualquier borrasca sentimental, constataremos que misteriosamente la vida viene a nuestro encuentro y nos sorprende nuevamente. En el día de hoy, un hecho inesperado nos sacudirá el alma y hará que nos sintamos contentos e incluso agradecidos de ser los destinatarios de los encadenamientos de los sucesos considerados como necesarios y fatal. Desde ese instante tendremos la certeza que, a pesar de cualquier parte vital adverso, un hecho que no esperábamos puede causar la mayor plenitud de nuestra existencia.

Las previsiones apuntan en dirección a la esperanza que se origina de otros semejantes, sin embargo, nosotros sabios de lo que supone afrontar la vida con alegría, apuntamos en la certeza de otra presencia más grande que nace en nosotros para aceptar el chaparrón, y más tarde gozar del cielo que colma de luz el sol.

En un nivel muy reducido para que surja el error, si hoy dejamos que actúe nuestros corazones las previsiones serán completamente favorables para que sea un gran día para el planeta.

By | 2017-09-24T11:24:24+00:00 septiembre 24th, 2017|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|4 Comments

200 en corto: Horas

Retorno al pensamiento original a partir de donde nació mi aspiración de autonomía vital, y retomo las decisiones que estimo necesarias para disponer de buena salud afectiva; aquellas que nunca debí de haber abandonado en las manos del destino. No lo puedo evitar, cuando mi corazón me envía señales de dejadez, yo me siento capaz de concederme nuevas oportunidades para vivir contenta, agradecida y con esperanza de lo que está por aparecer a mi vida. Aunque sea sola, yo sé que voy a subir todos los peldaños que me llevan a ese estado emocional de serenidad para obrar de una manera o de otra, y de no obrar. Soy responsable de los actos que me van a propiciar las fuerzas renovadas que hasta hace unas horas estaban al borde del agotamiento. El poder que tiene el tiempo que, además de un punto y seguido, igual que un punto y aparte, transforma el instante de sufrimiento físico o pesadumbre moral en un punto y final; y, a otra cosa mariposa. Por ello, cada rato vuelvo a buscar con ahínco mi sitio entre mis horas de existencia, además de mi estado de satisfacción espiritual y física. Comienzo con el reloj a cero.

 

By | 2017-09-14T07:36:05+00:00 septiembre 14th, 2017|200 En Corto|6 Comments

Riesgo de amar

No puedes comprender porqué me alejo acelerando el paso de los afectos cada vez que me dices cuanto me quieres, y la cantidad de veces en el día que extrañas mi presencia. Es tan grande el miedo que descubro en el momento que me muestras las emociones que expresa tu corazón hacia mi, que de manera especial prefiero contener el afecto que nace del mío. Tú no te das por vencido, y te mantienes constante. Sé que no podré impedir que mi corazón exprese el afecto por el que suspiro por tí, aunque me vaya a buscar refugio en El Nanga Parbat, la novena montaña más alta del mundo. Es absurdo que me niegue a mi misma la chispa de vitalidad que me proporcionas a cada rato, y también lo bien que me encuentro cuando estoy a tu lado. En un momento indeterminado por el hecho de permanecer cerca de ti soy capaz de cruzar dando brazadas el Estrecho de Gibraltar. Además, aunque nadie me pida que demuestre el amor que siento por ti me pongo el culotte y la camiseta de manga corta para enfrentarme en bicicleta por el desierto al calor y a la distancia en las peores condiciones que incluso yo misma pueda imaginarme. En la actualidad cuando creía que de ningún modo me aturde tu ausencia, me doy cuenta que si tu te vas, yo no sé que voy hacer. Mi vida se transformará en una imagen sin verdadera realidad, y no encontraré a nadie en el amor igual que tú, quien con la habilidad de tu afecto, de las caricias, y también de los halagos que me expresas saleroso, sacie la sed de mi alma, y colme mi existencia de experiencias que no pueda olvidar.

Igual que tú, tampoco entiendo porqué me comporto de esta manera en este terreno sentimental, sin embargo, no quiero que te vayas, y para ello, voy a resistir a mi falta de seguridad.  A partir de ahora pondré de manifiesto la incalculable pasión que atesoro en mi alma, y te amaré sin recelos en esta inmensa aventura de la que se compone nuestras vidas.

By | 2017-09-08T19:31:51+00:00 septiembre 8th, 2017|Personal|2 Comments

Destino

A pesar de que no teníamos trato y comunicación, ni tampoco habíamos concurrido simultáneamente en un mismo lugar en ningún tiempo, el destino tenía claro que esta combinación de factores y circunstancias se iban a producir sin esperarlo entre tú, y yo. A primera vista fue un desastre total, sin embargo, a fecha de hoy, nuestro vínculo afectivo fluye, igual a las gaviotas que vuelan libres en el cielo cerca del litoral marino. No luches en contra de tus afectos, ni tampoco lo hagas en contra de mí; el destino es tremendamente sabio, y yo, no soy en absoluto tu rival a batir. Si a lo que aspiras es a pelear, solamente has de luchar a mi lado para cuidar y proteger este amor que nos profesamos el uno y el otro. No te ocultes, y mucho menos huyas de cuantas emociones hacen que vibre tu cuerpo de sentimientos tiernos. Afronta a la falta de seguridad en ti mismo que te paraliza a la hora de mostrar tus emociones más íntimas. Concédeme tu mano, aquella de la que saldremos cogidos los dos a pasear a la alegría del amor que ambos sentimos por los parques y las plazas de todo el mundo. Igualmente, te pido que me ofrezcas por completo el dolor que altera el estado natural de las funciones de tu cuerpo, e inclusive, hazme partícipe del conjunto de circunstancias que te afectan en la actualidad o por el contrario de las que crees que puedan llegar a ocurrir en cualquier momento y que te produce intranquilidad, temor, angustia o inquietud en tu mente, no dejándote vivir en paz. Retoma el carácter llano y cordial, sin imponer distancia en el trato de la persona que conocí sentada en el banco de madera de color pardo rojizo y de aspecto acaramelado en aquel tiempo de otoño del noventa y ocho. ¡Cuántas circunstancias hemos experimentado durante todo este tiempo vital! Quédate, quédate ahora, y permanece aquí también durante toda la vida. Despreocúpate, no tienes por qué expresar ni una sola palabra. Solamente deja que brote de tu interior todo ese fuego ardiente de amor que siempre me has entregado desde ese lazo invisible que nos une, y, compartamos de manera natural los momentos más desgarradores, junto con esos que ocasionan alegría en nuestra existencia. En este instante necesito experimentar la fuerza que atesora tu espíritu en tus ganas de existir. Es increíble poder amarte abiertamente, sin secretos ni mentiras; amarnos a la luz del sol, y también debajo del influjo de la luz de la luna quienes nos invitan abiertamente a disfrutar de esta manera de este extraordinario sentimiento que nos ha atrapado sin previo aviso, además de cambiarnos nuestro destino vital para siempre.

Compartir es vivir, y vivir es experimentar innumerables estados de ánimo, al igual que de afecto. Deja ya de huir con pavor de tus propios […]

By | 2017-08-29T19:05:34+00:00 agosto 29th, 2017|Personal|6 Comments

Antídoto

Cada vez que tú me declaras cuánto me amas, además de lo que me echas de menos, mis pensamientos no desisten de pensar en ti, y mi corazón agitado por tu amor, sólo logra estremecerse un poco más. Créeme amor; es tan profundo el afecto que ahora siento por ti, que ya, de una vez por todas comienzo a entender por qué en las ocasiones cuando me hablas me muestro tan insegura y recelosa de mí misma. En lo que llevo de vida, nadie me ha expresado un sentimiento de pasión, de alegría, también de intimidad e incluso de compromiso similar al que tú me muestras actualmente tan ardiente y lleno de pasión. Es entonces, por el miedo que nace en mi interior al qué dirán cuando me alejo de tu lado despavorida.

Me parece que todavía no te he contado una cuestión que me perturba desde bien niña, y no me ha dado la posibilidad de avanzar en libertad durante tantos años de mi vida. Quizás, hoy, sea el momento propicio para confesarme. Desde bien pequeña tengo alergia para expresar a los demás mi estado de ánimo, de la misma manera que me cuesta un montón manifestar cualquier tipo de afecto, ya sea con palabras o gestos físicos. En absoluto hago responsable a nadie de ello. Entiendo que las responsabilidades de mis actos solamente me pertenecen a mí. También es cierto, que nunca nadie me ha tendido la mano, ni tan siquiera me ha dado un abrazo; siempre me he curado sola las heridas, igual que en solitario alimento a mi alma. Sin embargo, y de la misma manera que surgen los milagros, tú has aparecido en mi vida, y desde entonces esta reacción alérgica ha desaparecido de golpe y porrazo con el antídoto del amor que tú me das.

Se han evaporado cada una de las excusas a las que me aferraba con la única intención de no exponer mi alma al peligro del desamor, y ya no voy a continuar enmudeciendo la sed de cariño que necesito calmar, asimismo, del calor que preciso que enciendas con tus besos y caricias. A partir de ahora, ya no le daré más vueltas a la cabeza; sencillamente, voy a expresar aquello que quiero, de la misma manera que le pediré al mundo aquel tipo de afecto que me escasea en cada momento. Por favor, si en alguna ocasión vez que recaigo en la desidia de mis temores, no dudes en volver a darme un sorbo del antídoto de tu amor, ya que, se trata de la poción para no agonizar en silencio de desamor.

By | 2017-08-27T11:13:14+00:00 agosto 27th, 2017|Personal|3 Comments

Vuela alto

A pesar de que sea fin de semana, no te quedes ahí parado viendo el modo en que pasa el mundo a tu lado. Levanta el vuelo, y no reprimas por nada del mundo tu deseo de lanzarte a volar alto en la dirección que marca tu corazón. No des pie a que ninguna ventisca ni tampoco cualquier impertinencia cambie de medio a medio sentido tu forma de querer al mundo, tu manera de sentir la vida, la naturalidad que desprendes al sonreír delante de las situaciones más pequeñas, e incluso a mirar con un profundo amor a las personas que amas. Vive sin nada que te ate a la desesperanza; de la misma manera que el aire va de un costado a otro costado en total libertad. No te olvides nunca que allá donde quiera que tú vayas, yo te acompañaré de principio a fin; hasta la eternidad, juntos, tú y yo de la mano hasta el final de los tiempos.

En este preciso momento, alza el vuelo; no pierdas ni un segundo más de lo valiosa que es tu vida. Ama, y también siente como te nace del corazón sin que nadie te perturbe el ánimo que desprende tu alma cuando sonríes. ¿A qué esperas a otro día para vivir? Ese instante es ahora; coge impulso, y ale hop. ¡Eleva el vuelo! Yo te espero en este mismo lugar donde ahora nos despedimos. ¡Ale hop, vuela!

By | 2017-08-26T10:52:32+00:00 agosto 26th, 2017|Personal|2 Comments

Pensar en tí

Cada noche cuando pienso en ti, veo las estrellas sin que apenas pueda ver el resplandor del cielo en tu mirada. Daría lo que fuera por tener la habilidad para encubrir mi presencia por una porción brevísima de tiempo en la parte interior de tus pensamientos más profundos. De este modo, averiguaría el diálogo que mantienes en silencio cada noche con la mágica luna, quien nos resguarda hasta el amanecer de cualquier peligro que nos está esperando más allá de las cuatro paredes que separa nuestro propio mundo del conjunto de todos los seres humanos donde habitamos, el cual, ha perdido un poco la razón. Nuevamente hoy, y a estas horas de la noche en nuestro paraíso terrenal corre el aire, el cual obra con cautela; mientras, el viento origina remolinos en el aire por el lugar en donde se asienta el balancín de madera de roble envejecida que construiste para nosotros dos, y yo, me hallo sentada en ese maravilloso espacio pensando cuándo se cumplirá la hora para que regreses junto a mí. Igualmente, pongo toda la atención sorprendida y sin que apenas la calima me permita ver el cielo en el preciso momento en que tu nombre se traza para la eternidad magistralmente en las estrellas, y también en mi alma, mientras que, combino ideas en la mente de ti.

By | 2017-08-25T10:46:51+00:00 agosto 25th, 2017|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|1 Comment

Pliegue a pliegue

Cuantas más veces pongo a mi capacidad intelectual al límite de su volumen, no logro que me quede grabada en la memoria el número de veces que me he fijado en las arrugas, y en las manchas de tu rostro dulce, e inclusive de tus manos marcadas por el esfuerzo realizado con el paso del tiempo. El pelo se te ha vuelto blanco por los años, ya, no puedes andar con celeridad, sin embargo, aún tienes la agilidad suficiente para caminar lentamente; a tu ritmo pausado. De la misma manera, han sido muchas más las ocasiones en las que he llegado a pensar que lo único que es capaz de arrugar los años, es la piel, y, exclusivamente la piel. Son infinidad de veces las que te miro embobada por la muestra de fortaleza que emanas por la vida a cuantos estamos muy próximos a ti. Por un momento, siento que es mi corazón quien se frunce delante de tus ojos profundos quienes me miran al mismo tiempo que me hacen cómplices de nuestra compañía. No soy capaz de describirte lo que significa el hecho de verte respirar a cualquier hora del día, y también de percibir que tu débil corazón aún no tiene mermada las ganas por vivir, y la convicción de la fe que pones en el mundo. Conmueves a mi estado de ánimo con la enorme alegría que ofreces con tu eterna sonrisa a las personas que quieres en aquellos momentos difíciles que vivimos, y donde es agotador el lapso de tiempo en donde hay que mantener la serenidad.

Con la lección de vida tan grande que me has ofrecido, ahora sé que, si mantengo perseverante el deseo de mi corazón, los años únicamente arrugarán a mi piel, y no a mi estado afectivo. El tiempo pasará de un periodo a otro, y sin embargo, no será el encargado de envejecer mi espíritu a pesar que en alguna ocasión en el tiempo, el cuerpo se pueda sentir hecho trizas de dolor por esta avería, la cual, me acompaña a cada ciclo de mi existencia, asimismo, la melancolía se presente sin avisar, o inclusive surja un hecho ingrato que me produzca pliegues en la piel.
Me sentiré fuerte y animada con el transcurso de los abriles. A cada amanecer, le agasajaré con una sonrisa cariñosa, igual que la que tú me ofreces cuando despierta el día. Al caer la tarde, te haré eternamente partícipe de mi constante gozo, con la cual, me llevaré a los años a mi terreno emocional; de la misma manera que tú me haces partícipe de lo que sientes a cada rato. De este modo, la dermis se impregnará de vida, a la vez que comenzará a sentirse joven con el transcurso del tiempo, y sin que nazca ni un solo pliegue por la piel de este cuerpo un tanto averiado, empero, absolutamente […]

By | 2017-08-21T18:15:02+00:00 agosto 21st, 2017|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|3 Comments

Todos los días

Hoy me apetece mucho compartir esta frase que va acompañando a la imagen: «Todos los días son bonitos si eliges verlos así». Creo profundamente que de la manera en que miro el mundo, y también a la vida, descubro cada uno de los días que vivo. Ya se sabe que, todo es depende del cristal con que se mire. Por esta razón, cuando el día despierta, esta es una de las frases que me digo en voz alta, la cual, me da energía, y ánimo para el resto de la jornada, y hoy, no podía ser de otra manera.

By | 2017-08-19T11:03:00+00:00 agosto 19th, 2017|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|5 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies