Acerca de Arancha García

Siempre escribir para mí ha sido una excelente herramienta de expresión. Hasta que un día, la tecnología se presentó en mi vida y completó ese deseo de un modo extraordinario.
Ahora hago narraciones por ejemplo de la risa, el viento, el agua, el amor, la nostalgia, los sueños. Aventuras lingüísticas que me proporcionan felicidad, igual que a un niño corretear en el parque de atracciones.

Entrevista en Ycoden Daute Radio en «Voces para la igualdad»

En el día de hoy, 11 de diciembre he compartido mis ilusiones y mi voz en la entrevista de radio efectuada por Narciso Ramos de Vera, en la radio comarcal que dirige en mi municipio Ycoden Daute Radio en «Voces para la igualdad», incluida en el espacio de la Red Insular para la Igualdad de Género «Tenerife Violeta».

Una entrevista que se ha colmado de complicidad y del sentido principal del que consta la palabra ‘vida’, que no es otro significado más que ‘vivir’ cuando de repente surgen hechos de improviso que dan un giro radical a mi devenir vital, sustituyendo por aquel tiempo y hasta la actualidad a mi independencia por la dependencia que me origina cada día la diversidad funcional que poseo, y además de la que asumo cada una de las consecuencias que se derivan de la misma con la constancia necesaria para que no me limiten en exceso a cualquiera de mis ámbitos personal.

Desde este pequeño habitáculo de la Buhardilla donde me explayo, y en donde también doy rienda suelta a mis estados de ánimos y de afecto, quiero agradecerte Narciso este tiempo que me has permitido que compartiéramos por las ondas de la radio.

 

Por | 2017-12-12T07:39:23+00:00 diciembre 11th, 2017|Personal|1 comentario

Conductor reincidente

—Buenos días caballero, por favor, déjeme su carnet de conducir—.
El señor con el polo azul marino claro por fuera del pantalón vaquero y zapatos negros se aproxima a la guantera de su vehículo SEAT, y saca el documento acreditativo. Se lo entrega en la mano del agente de la policía local, cuando además le pregunta: —¿Qué he hecho señor agente para que me sancione?—
El agente mira al transeúnte que está a su izquierda, quien con un 69 % de humedad y 19 grados a la sombra espera en la acera con mucho frío en el cuerpo y repleta de paciencia a que se retire el vehículo del lugar, al mismo tiempo que le reprende: —La señora, lleva aproximadamente media hora esperando por usted para circular por el paso de peatones—.
—¡¡Mecachis, cuánta suerte que tengo; cada vez que me estaciono aquí, viene la policía!!

Por | 2017-12-11T08:28:19+00:00 diciembre 10th, 2017|Relatos&Microrrelatos|8 Comentarios

2 de diciembre, entrevista para la revista «Más Mujer»

Para mí es motivante además de una satisfacción continuar la semana haciéndoles partícipe de una nueva noticia.

El sábado, 2 de diciembre, ¡¡se publica la entrevista que me ha hecho Rita Calero Cordobés para Más Mujer!! La revista estará en todos los quioscos conjuntamente con el periódico Diario de Avisos.

Acompaño a la noticia con la portada que corresponde a este número de Más Mujer, a quienes agradezco la entrevista que me han realizado, y que en cinco días estará en las manos de cada uno de nosotros.

¡Recuerden que solamente podrán adquirir la revista ese día, y con el periódico, así que, ya saben, reserven su ejemplar!

Por | 2017-11-28T07:13:23+00:00 noviembre 28th, 2017|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|1 comentario

II Jornadas de sensibilización en diversidad funcional «Ven, siéntate, “Apreme” y escucha»

¡¡Ya hay anuncio!! II Jornadas de sensibilización en diversidad funcional «Ven, siéntate, “Apreme” y escucha». 15 y 16 de diciembre. Inclusión con la mayor sensibilidad por parte Asociación Apreme.

IMPORTANTE: El aforo es limitado por lo tanto, no esperes a los últimos días e inscríbete cuanto antes. La inscripción se podrá hacer llamando al teléfono de la asociación 922.81.29.67, en horario de 09:00 a 18:00 o mandando un e-mail a jornadasapreme@gmail.com, indicando tu nombre, apellidos, DNI, teléfono, municipio de residencia y días de asistencia.

La información más amplia en la cartelería que acompaño a la publicación.

No puedo obviar la parte que me corresponde en agradecerles amigos de Apreme por contar de nuevo conmigo. Para mí es un enorme placer tener la oportunidad de colaborar con ustedes cada vez que lo tienen a bien, además de que es un auténtico regalo para mi crecimiento personal en mi experiencia vital. Gracias de corazón. ¡¡Nos vemos pronto!!

 

 

Por | 2017-11-28T07:14:36+00:00 noviembre 27th, 2017|Mundo comunicación|1 comentario

La rutina silenciosa

Suena el despertador y refunfuño por lo bajo, no quiero levantarme aún de la cama. Apenas hace seis horas que me acosté, y por segunda vez en menos de cinco minutos escucho el despertador avisarme que se me está haciendo tarde. Escojo ponerme en pie antes que me entren ganas de arrojarlo igual que lo haría un atleta con un lanzamiento de disco en el círculo destinado para tal efecto en la pista de atletismo. Me lavo la cara y me cubro el cuerpo con el pantalón corto azul Maya, y una prenda de color azul Capri de punto, con cuello y abotonada por delante en la parte superior que me llega hasta la cintura. Me sirvo el tazón de leche con cereales Kellogg y dos terrones de azúcar, y me desayuno a un ritmo pausado. Ya habrá tiempo a lo largo del día de hoy para darme prisa, igual que haría si fuera a llegar el fin del mundo. Por fin hoy voy hacer todo lo posible por salir de la maldita rutina emocional que me causa gran sufrimiento cada día. Saldré a caminar a ver si te veo por estos parajes y te conquisto, como te conquisté hace cuatro años, con un beso en la mejilla y un fuerte abrazo; cuerpo a cuerpo.

En ciertas ocasiones me resulta tan difícil llegar a tu corazón, que termino sucumbiendo a la rutina del silencio afectivo, y no quiero seguir estancada en este estado que solo me produce inquietud y desazón por la carencia emocional; no obstante, hago miles de cosas para que sientas sensaciones positivas. No sé si soy demasiado débil, o una loca generosa que se siente necesitada de tu amor. Me asomo a la puerta de casa y pongo mi rumbo en una dirección al azar. Igual que si me pusiera delante de un folio en blanco, comienzo a escribir mi novedoso destino. Recorro las calles y saludo a la gente, doy una vuelta por la plaza y transito entre los innumerables turistas que bajan durante unas horas de las guaguas de transporte de turismo, y a quienes es habitual encontrarlos consultando mapas y haciendo fotos por la zona más antigua de la ciudad. En su mayoría se trata de jubilados, aunque hay gente joven que han venido a conocer la ciudad, y sus lugares más emblemáticos como el Drago Milenario, la Parroquia Matriz de San Marcos Evangelista, la Plaza de la Constitución, más conocida por los Icodenses por el nombre de la Plaza de la Pila y en donde el sonido del agua de la fuente hipnotiza a todo aquel que la visita en cualquier época del año o incluso la Cueva del Viento. Entretanto me siento en el quiosco de la Plaza de Andrés de Lorenzo Cáceres a tomarme el delicioso barraquito elaborado a base de café, leche condensada, leche, canela, limón y licor, […]

Por | 2017-09-27T19:37:40+00:00 septiembre 27th, 2017|Relatos&Microrrelatos|5 Comentarios

Previsión favorable

Hoy se espera que va hacer un gran día. Todas las previsiones aportan un parte repleto de esperanza y también de positivismo para el mundo que se dirige raudo y veloz por la zona frontal de nuestros corazones hacia aquel deseo de exprimir al completo la jornada de hoy.

Aun cuando no acertemos reiteradamente en la lectura de la parte emocional, y aparezca la sensación que nos vamos a caer una vez más por cualquier borrasca sentimental, constataremos que misteriosamente la vida viene a nuestro encuentro y nos sorprende nuevamente. En el día de hoy, un hecho inesperado nos sacudirá el alma y hará que nos sintamos contentos e incluso agradecidos de ser los destinatarios de los encadenamientos de los sucesos considerados como necesarios y fatal. Desde ese instante tendremos la certeza que, a pesar de cualquier parte vital adverso, un hecho que no esperábamos puede causar la mayor plenitud de nuestra existencia.

Las previsiones apuntan en dirección a la esperanza que se origina de otros semejantes, sin embargo, nosotros sabios de lo que supone afrontar la vida con alegría, apuntamos en la certeza de otra presencia más grande que nace en nosotros para aceptar el chaparrón, y más tarde gozar del cielo que colma de luz el sol.

En un nivel muy reducido para que surja el error, si hoy dejamos que actúe nuestros corazones las previsiones serán completamente favorables para que sea un gran día para el planeta.

Por | 2017-09-24T11:24:24+00:00 septiembre 24th, 2017|RFR (Reflexiones, frases y rebumbio)|4 Comentarios

200 en corto: Horas

Retorno al pensamiento original a partir de donde nació mi aspiración de autonomía vital, y retomo las decisiones que estimo necesarias para disponer de buena salud afectiva; aquellas que nunca debí de haber abandonado en las manos del destino. No lo puedo evitar, cuando mi corazón me envía señales de dejadez, yo me siento capaz de concederme nuevas oportunidades para vivir contenta, agradecida y con esperanza de lo que está por aparecer a mi vida. Aunque sea sola, yo sé que voy a subir todos los peldaños que me llevan a ese estado emocional de serenidad para obrar de una manera o de otra, y de no obrar. Soy responsable de los actos que me van a propiciar las fuerzas renovadas que hasta hace unas horas estaban al borde del agotamiento. El poder que tiene el tiempo que, además de un punto y seguido, igual que un punto y aparte, transforma el instante de sufrimiento físico o pesadumbre moral en un punto y final; y, a otra cosa mariposa. Por ello, cada rato vuelvo a buscar con ahínco mi sitio entre mis horas de existencia, además de mi estado de satisfacción espiritual y física. Comienzo con el reloj a cero.

 

Por | 2017-09-14T07:36:05+00:00 septiembre 14th, 2017|200 En Corto|6 Comentarios

Riesgo de amar

No puedes comprender porqué me alejo acelerando el paso de los afectos cada vez que me dices cuanto me quieres, y la cantidad de veces en el día que extrañas mi presencia. Es tan grande el miedo que descubro en el momento que me muestras las emociones que expresa tu corazón hacia mi, que de manera especial prefiero contener el afecto que nace del mío. Tú no te das por vencido, y te mantienes constante. Sé que no podré impedir que mi corazón exprese el afecto por el que suspiro por tí, aunque me vaya a buscar refugio en El Nanga Parbat, la novena montaña más alta del mundo. Es absurdo que me niegue a mi misma la chispa de vitalidad que me proporcionas a cada rato, y también lo bien que me encuentro cuando estoy a tu lado. En un momento indeterminado por el hecho de permanecer cerca de ti soy capaz de cruzar dando brazadas el Estrecho de Gibraltar. Además, aunque nadie me pida que demuestre el amor que siento por ti me pongo el culotte y la camiseta de manga corta para enfrentarme en bicicleta por el desierto al calor y a la distancia en las peores condiciones que incluso yo misma pueda imaginarme. En la actualidad cuando creía que de ningún modo me aturde tu ausencia, me doy cuenta que si tu te vas, yo no sé que voy hacer. Mi vida se transformará en una imagen sin verdadera realidad, y no encontraré a nadie en el amor igual que tú, quien con la habilidad de tu afecto, de las caricias, y también de los halagos que me expresas saleroso, sacie la sed de mi alma, y colme mi existencia de experiencias que no pueda olvidar.

Igual que tú, tampoco entiendo porqué me comporto de esta manera en este terreno sentimental, sin embargo, no quiero que te vayas, y para ello, voy a resistir a mi falta de seguridad.  A partir de ahora pondré de manifiesto la incalculable pasión que atesoro en mi alma, y te amaré sin recelos en esta inmensa aventura de la que se compone nuestras vidas.

Por | 2017-09-08T19:31:51+00:00 septiembre 8th, 2017|Personal|2 Comentarios

Destino

A pesar de que no teníamos trato y comunicación, ni tampoco habíamos concurrido simultáneamente en un mismo lugar en ningún tiempo, el destino tenía claro que esta combinación de factores y circunstancias se iban a producir sin esperarlo entre tú, y yo. A primera vista fue un desastre total, sin embargo, a fecha de hoy, nuestro vínculo afectivo fluye, igual a las gaviotas que vuelan libres en el cielo cerca del litoral marino. No luches en contra de tus afectos, ni tampoco lo hagas en contra de mí; el destino es tremendamente sabio, y yo, no soy en absoluto tu rival a batir. Si a lo que aspiras es a pelear, solamente has de luchar a mi lado para cuidar y proteger este amor que nos profesamos el uno y el otro. No te ocultes, y mucho menos huyas de cuantas emociones hacen que vibre tu cuerpo de sentimientos tiernos. Afronta a la falta de seguridad en ti mismo que te paraliza a la hora de mostrar tus emociones más íntimas. Concédeme tu mano, aquella de la que saldremos cogidos los dos a pasear a la alegría del amor que ambos sentimos por los parques y las plazas de todo el mundo. Igualmente, te pido que me ofrezcas por completo el dolor que altera el estado natural de las funciones de tu cuerpo, e inclusive, hazme partícipe del conjunto de circunstancias que te afectan en la actualidad o por el contrario de las que crees que puedan llegar a ocurrir en cualquier momento y que te produce intranquilidad, temor, angustia o inquietud en tu mente, no dejándote vivir en paz. Retoma el carácter llano y cordial, sin imponer distancia en el trato de la persona que conocí sentada en el banco de madera de color pardo rojizo y de aspecto acaramelado en aquel tiempo de otoño del noventa y ocho. ¡Cuántas circunstancias hemos experimentado durante todo este tiempo vital! Quédate, quédate ahora, y permanece aquí también durante toda la vida. Despreocúpate, no tienes por qué expresar ni una sola palabra. Solamente deja que brote de tu interior todo ese fuego ardiente de amor que siempre me has entregado desde ese lazo invisible que nos une, y, compartamos de manera natural los momentos más desgarradores, junto con esos que ocasionan alegría en nuestra existencia. En este instante necesito experimentar la fuerza que atesora tu espíritu en tus ganas de existir. Es increíble poder amarte abiertamente, sin secretos ni mentiras; amarnos a la luz del sol, y también debajo del influjo de la luz de la luna quienes nos invitan abiertamente a disfrutar de esta manera de este extraordinario sentimiento que nos ha atrapado sin previo aviso, además de cambiarnos nuestro destino vital para siempre.

Compartir es vivir, y vivir es experimentar innumerables estados de ánimo, al igual que de afecto. Deja ya de huir con pavor de tus propios […]

Por | 2017-12-12T07:46:06+00:00 agosto 29th, 2017|Personal|6 Comentarios

Antídoto

Cada vez que tú me declaras cuánto me amas, además de lo que me echas de menos, mis pensamientos no desisten de pensar en ti, y mi corazón agitado por tu amor, sólo logra estremecerse un poco más. Créeme amor; es tan profundo el afecto que ahora siento por ti, que ya, de una vez por todas comienzo a entender por qué en las ocasiones cuando me hablas me muestro tan insegura y recelosa de mí misma. En lo que llevo de vida, nadie me ha expresado un sentimiento de pasión, de alegría, también de intimidad e incluso de compromiso similar al que tú me muestras actualmente tan ardiente y lleno de pasión. Es entonces, por el miedo que nace en mi interior al qué dirán cuando me alejo de tu lado despavorida.

Me parece que todavía no te he contado una cuestión que me perturba desde bien niña, y no me ha dado la posibilidad de avanzar en libertad durante tantos años de mi vida. Quizás, hoy, sea el momento propicio para confesarme. Desde bien pequeña tengo alergia para expresar a los demás mi estado de ánimo, de la misma manera que me cuesta un montón manifestar cualquier tipo de afecto, ya sea con palabras o gestos físicos. En absoluto hago responsable a nadie de ello. Entiendo que las responsabilidades de mis actos solamente me pertenecen a mí. También es cierto, que nunca nadie me ha tendido la mano, ni tan siquiera me ha dado un abrazo; siempre me he curado sola las heridas, igual que en solitario alimento a mi alma. Sin embargo, y de la misma manera que surgen los milagros, tú has aparecido en mi vida, y desde entonces esta reacción alérgica ha desaparecido de golpe y porrazo con el antídoto del amor que tú me das.

Se han evaporado cada una de las excusas a las que me aferraba con la única intención de no exponer mi alma al peligro del desamor, y ya no voy a continuar enmudeciendo la sed de cariño que necesito calmar, asimismo, del calor que preciso que enciendas con tus besos y caricias. A partir de ahora, ya no le daré más vueltas a la cabeza; sencillamente, voy a expresar aquello que quiero, de la misma manera que le pediré al mundo aquel tipo de afecto que me escasea en cada momento. Por favor, si en alguna ocasión vez que recaigo en la desidia de mis temores, no dudes en volver a darme un sorbo del antídoto de tu amor, ya que, se trata de la poción para no agonizar en silencio de desamor.

Por | 2017-08-27T11:13:14+00:00 agosto 27th, 2017|Personal|3 Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies