A golpes de luz

//A golpes de luz

A golpes de luz

Cada mañana cuando escucho un golpeteo en la ventana y miro a ver qué es, puedo comprobar que es el sol quien no me quita de encima de mi cuerpo ni un solo rayo de luz que emana con la alegría de volver a despertarse; y se muestra ilusionado, e incluso vivo y alegre, después de que ayer viviéramos aquel amanecer entre los dos repleto de caricias y susurro entre los dos. Justamente en ese momento nos dejamos llevar por la pasión sin apenas pensarlo; sin más intereses entre tu yo yo que el de compartir un tiempo de risas e inclusive de lloros si la pena nos invadía. De nuevo hoy sin que poseamos la certeza de aquello que va acontecer realmente, nos lanzamos a la aventura de cuantas experiencias nos va a tocar vivir a cada segundo de la jornada que ya golpetea a mi corazón, y que junto con mi familia, y también mis amigos, son los tres rayos de luces más brillantes que pueden penetrar en mi alma. El nivel de complicidad que en la actualidad manifestamos entre los dos crece por momentos, donde lo de él e incluso lo mío, lo vivimos con un lazo tan extraordinario que no perdemos el tiempo en banalidades. Lo verdaderamente importante es que cada día nace el sol, y solamente tenemos esa oportunidad diaria para disfrutar de todo lo que acontece a continuación.

En la mayoría de las ocasiones, las explicaciones sobran. Cada cual siente lo que siente, y yo siento algo muy especial cuando le tengo cerca de mi cuerpo, y puedo mirarle fijamente. En ese momento caigo en la cuenta que el sol sigue cada día sacando lo mejor de mí, sin saber que yo contaba con tantos lazos afectivos.

Solo me parece que continuo cada mañana perdida entre los sueños cuando escucho el golpeteo en mi ventana, y una vez que abro los ojos, contemplo su espléndida y radiante sonrisa, la cual, ilumina a todo el mundo, y en especial a mi mundo, mientras escucho el golpeteo de la luz que penetra en mi alma a la velocidad de un rayo.

 

 

By | 2017-08-09T07:59:29+00:00 julio 14th, 2015|Personal|2 Comments

2 Comments

  1. Toñi 14 julio, 2017 at 6:08

    Precioso

  2. Arancha García 14 julio, 2017 at 6:19

    Gracias Toñi, de corazón. No sé si e a ti te pasa, pero cada mañana que un rayo de luz viene a mi encuentro da golpeteos de vida en mi corazón por volver a verlo de nuevo, sin pausa, pero sin prisas, muy poco a poco.
    Un abrazo mi niña. Lo estas haciendo genial 😉

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies