200 En Corto: Triquiñuelas, y peripecias de comportamientos

Peripecias del engaño, triquiñuelas que nunca terminan siendo ficción. Realidad y picardía de quienes aprovechan la necesidad y dependencia de otros. Situaciones complejas, que desgarran impotencia al saber de ciertos tipos de actos.
Manipulaciones y aprovechamientos, que más que de una situación personal se hace de la propia persona.

‘Timos de la estampita’, ‘débil’, logran, cuando la realidad, se hace real; en un semáforo vendiendo pañuelos, limpiando cristales, en un parque, casa por casa solicitando ayuda. Comprensión y colaboración, a triquiñuelas que termina erradicándose.
Actuaciones, actitudes manifestadas y atajadas por la Policía Nacional; actualmente en Madrid, mañana quien sabe. Sin considerar nacionalidades; nada ayuda, ni facilita a cuantos verdaderamente, por motivos personales; dependencia u otras necesidades, escaseando los medios a las circunstancias, ven abogados a esta andadura. […]

By | 2017-06-19T19:26:11+00:00 Abril 27th, 2012|200 En Corto|3 Comments

Ponte en mi lugar, no en mi sitio… Piensa conmigo, no pienses por mí…

Después de hacer las tareas de casa y que nadie reconozca la dedicación, pensando lo qué sentirá la persona en cuestión al escuchar alguna palabra o frase despectiva; Lo mismo sucede cuando alguién le quita el sitio que se encuentra accesible, destinado y estratégicamente señalado por motivos de accesibilidad. La similitud de ponerse en el lugar del otro y pensar como se sentiría si le dejan a un lado, sin poder descender de su vehículo porque alguién le ha aparcado en su aparcamiento reservado en la misma puerta de su domicilio, así verse no poder descender del vehículo porque alguién ha ocupado el espacio reservado para poder descender de su vehículo sin riesgos… Situaciones y circunstancias de mil maneras, y estilos que resultan violentas a quien las vive con independencia de tener o no una discapacidad.

Acontecimientos en los que contadas ocasiones, por no decir ninguna, muy pocas personas se detienen a pensar y ponerse en el lugar de otra persona que llegue y necesite hacer uso de su parking, o bien, tenga la necesidad de hacer uso de éste parking especialmente reservado, mientras sin pensar en lo que les pasa a otros, no piensan por las otras gentes, sino piensan en su propio beneficio, y que se aguante un momento quién venga detrás.
Generalmente ante el deseo de querer que se nos comprendan y dependiendo de la situación, cuando queremos que el resto de las personas, se pongan en nuestro sitio ante aquellos acontecimientos en los que necesitamos de ciertas facilidades, e incluso ayuda y quizás hasta un tanto de compañía, a pesar de que a primera vista parece que alguna persona no necesite la colaboración de nadie ni por nada, las apariencias en la discapacidad también se hace presente, y arrimar el hombro no es un gesto deshonesto, así del mismo modo -ponte en mi lugar, no en mi sitio- -piensa conmigo, no pienses por mí- son hechos que más de una vez se vive en cualquier lugar del planeta, y donde se puede llegar a sentir verdaderamente el aislamiento y la falta de reconocimiento de tu existencia, o simplemente un desprecio verbal, sin respetar por tanto tu sitio en a sociedad a la que también tienes derecho.

Siendo el ejemplo comprensible, donde entender lo que puede llegarse a sentirse y pensar.
La fuerza del ejemplo siempre suficientemente positiva para entender lo que se puede llegar a sentir de verdad; así como lo duro que puede resultar no tener el reconocimiento de un trabajo “invisible”; escuchar por tanto una palabra mal sonante, descalificativa, sentir el aislamiento por parte de los demás, no respeten el sitio especial señalado.

La disparidad. –ponte en mi lugar, no en mi sitio-; –ponte en mi sitio, no en mi lugar– –piensa conmigo, no pienses por mí- -pienso para mí, no pienso contigo- Definiciones tan dispares como curiosas en su vinculación, que dan lugar […]

By | 2017-06-19T19:26:11+00:00 Abril 27th, 2012|Opinión bloguera|0 Comments

Guiones en “El Chicharro”/Onda Cit: Una aventura humorística; nº 4

Siguiendo tal como os dijese la semana pasada, acomodo por la Buhardilla, El tiempo de humor y aventura…

Audio del guión de D. Agapito y D. Serafín. Ahora, nº 4.

Título: “Consultorio D. Agapito”…


-”Aquí, el guión…”- (Incluyo Audio -Escúchalo-)

º D. AGA/ ¡Pare maestro… Pare usted la música un momento!… [Susonea]

? SERA/ ¿Qué le ocurre D. Agapito?…

º D. AGA/ ¿¿No se ha dado cuenta??…

? SERA/ ¿Qué le ocurre D. Agapito?…

º D. AGA/ ¿¡¡No se ha dado cuenta!!?…

? SERA/ ¡No caigo!…

º D. AGA/ ¡Usted se ha caído siempre de una higuera!…

? SERA/ ¡¡Un respeto D. Agapito!!…

º D. AGA/ ¡Mire, tortolín!… ¡Nos hemos olvidado, de una parte fundamental!…

? SERA/ ¿Se refiere a nuestro realizador?… ¡Martín!…

º D. AGA/ ¡Un chico encantador!…

? SERA/  Y no tiene novia…

º D. AGA/ ¡Y de Carmen nuestra, secretaria!…¡¡Una chica, muy buena!!…

? SERA/  Muy, buena… ¡Muy, buena!! […]

By | 2017-06-19T19:26:11+00:00 Abril 25th, 2012|Unas risas|2 Comments

Día Internacional del Libro: Palabras, letras… Mágica imaginación

Miles de personas, ciudades completas, en perfecta conjunción de tiempo e intención, celebran el día que conjuga y rememora igualmente al resto de los demás: Día Internacional del Libro.

Día precioso, mágico. Palabras y letras que a pesar del tiempo permanecen con fuerza, risueña e importante presencia. Brillantes y emocionantes aventuras que suturan cada instante, de vivencias y sueño.

Vida propia. Libros individuales y únicos, de igual modo a quienes los leemos. La que cada autor plasma desde su imaginación, trasvasada a la nuestra.

Celebración que no la hace más importante ó necesaria sean muchos cuantos lectores la celebren.
No es la cantidad lo que hace hermosa la lectura. Basta únicamente con ser ‘buenos lectores’ y tener siempre un libro a mano. –En la cabecera de la cama-.
Ya que, leer alivia muchos males y alegra la vida; así como enseña y nos hace aprender, comprender sobre las cosas buenas y malas, sobre lo bueno y malo. Lo deseado y lo indeseado. Ser más tolerantes y comprensivos. Valores fundamentales de la vida, que un libro es capaz de arrojar.

No hay mejor ni más grata y dulce medicina que la obtenida a través de un libro. Minutos de lectura. Por pocos que sean. Reconforta, hace que la imaginación, los sentimientos se disparaten, creando mundos y acontecimientos, personajes variopintos y curiosos; enamoradizo(a), guerrero(a), ancestral, heroico(a), templario, hadas, príncipes…

El misterio de la lectura. La magia de poder sentir un tiempo aventurero. Miles de emociones y sensaciones que transportan no sólo en el tiempo, sino en el alma. Desde la más pura imaginación, tal se hiciese de niños. Desde aquel cuento; cenicienta, los tres cerditos, blancanieves, cuando copaban minutos previos al descanso así a otros de diversión; cumpleaños, reuniones de amiguitos…

Libro. ‘Gran chistera mágica’. Miles de temáticas, formas y colores. Misterio, romántica, acción, histórica… Impactos que impregnan de interés y curiosidad a quien lo lee, ve, escucha…

Ciertamente para algunos puede ser un objeto sin más valor,  sin ningún tipo de interés. Al convencimiento de que son menores el número, de que hacen de su existencia un uso banal; sujetapapeles, adorno, calzo de mesa… Es sin embargo, para quienes la búsqueda va más allá; de pasar sencillamente el tiempo, sin apenas poner sentido a lo que lee. Cuando éste, se transforma. Representando y sintiendo haber traspasado y colado, entre páginas e historia. Letra a letra, párrafo, a párrafo en casi cada uno de sus protagonistas, ambientando el sitio al suyo, al que ése momento capta la atención. Una vinculación personal que se vive y siente intensamente. Impregnando pensamientos y deseos en cada hoja, cada línea y argumentación; absorbidas con curiosidad.

Actualmente los libros creen y se desarrollan, sin perder nada de su misterio, intriga y mágica imaginación. Las nuevas tecnologías, se conjugan para facilitar e integrar a la lectura a cuantos es su deseo. […]

By | 2017-06-19T19:26:12+00:00 Abril 23rd, 2012|Mundo deportivo | ocio|6 Comments

Al paseo de las tradiciones Ycodenses

En abril. Por primavera de flores y pájaros revoloteando, con entonaciones de avisos de que esta ha llegado a Ycod. Mientras, lo gélido de la noche cubre el municipio, cambiante y reinante, buscando la estabilización, estado casi propicio para celebrar las fiestas del patrón San Marcos Evangelista. Confabulándose en su presencia la primavera para esta una de las primeras fiestas que verá el municipio. Tradición, cultural y deportiva…

Olor, y sabor a tradición. De puntos diferentes, gentes y edades variadas. Paseo de tradiciones la que al igual que la niña bonita se cumplen, quince años.
Tradiciones de fanfarrias, grupos folclóricos, parrandas de amigos y vecinos reunidos y concentrados en las calles y alrededores, también entre la enorme y atractiva Plaza de San Marcos. Con araucarias y verdor de sus jardines.

Paseo de tradiciones, que en pequeñas representaciones, reflejan la esencia de cada una de las mismas, y sus mantenedores. Noche al paso de la luna, en la que vecinos emocionados e ilusionados, lo pasan bien, desfilan en honor a su santo y tradición, todos reunidos, honrando al patrón San Marcos. El hijo, mostrando así respeto, devoción, al padre.

Desfile de derroche de alegría y jolgorio. Todas las tradiciones de cada uno de los barrios, juntos en la calle.
Vecinos y amigos, vestidos con el traje típico, de Ycod, de Tenerife, la Orotava; ricos, campesinos… Miles, son los que ya dan sus últimos preparativos, y retoques, salen de casa con las talegas y cestos, repletos de comida, bebida; chochos (altramuces) millo, miel, chocolate, bizcochones, manises, chorizo perrero, pan, queso, zurrones de gofio, vino de las viñas Ycodenses, rosquetes caseros, plátanos… mil y unas delicias gastronómicas con las que compartir entre amigos y familia en las mesas que han sido colocadas por la plaza para hacer más rico, y participativo el reencuentro. Así como previamente, compartir el olor y ritmo de las tradiciones de este municipio norteño, en el que esta noche de abril, motivo de las fiestas de San Marcos, Ycod se rodea.

Día en la que todas aglutinadas, en la que como hermanos, todas una misma tradición, un mismo día reunidos, dar la posibilidad y el privilegio a Ycodenses y visitantes, conocer y oler; saborear las tradiciones más arraigadas y esperadas en el año de este antiguo Menceyato Guanche Ycodense.

Variopintos los puntos de partidas; casi en un alegre peregrinaje de tradiciones, desde cada barrio, con el arranque oficialmente puntual del Paseo desde la plaza que acoge al Santísimo Cristo del Calvario; también referente espiritual de cuantos habitamos Ycod, hasta al punto de concentración acordado y de costumbre en estos años quince años de singladura y muestra histórica; la Plaza de San Marcos, donde baile a baile, danza, a danza, canto a canto… ¡Van llegando!

La plaza va cogiendo más color, el corretilleo y el sonido de cuantos arriban de barrios se muestra […]

By | 2017-06-19T19:26:12+00:00 Abril 22nd, 2012|Tradiciones|4 Comments

Peregrinar a la Cueva peregrina del Sto. Hermano Pedro

Viento, mar y aire, cada estadios climatológicos, frío, calor, y estructurales; caminos, senderos… Caminos, que trazan una meta. No menos alejada a cada uno de ellos a la cuevecita del Hermano Pedro.
Precedidos cada uno hasta la rústica y pastoril cueva, conductoras y guías serpenteadas de caminos, estadios e infraestructuras, a peregrinos, y devotos.

Santo Hermano Pedro de San José de Betancourt. Nacido en 1626. Pastor y cabras. Tres siglos de breves descansos, con los animales andando. Quien aprovechaba tal singular estancia para recuperarse y recomponer fuerzas, para así, reemprender y andar camino a su pequeño pueblo; los altos de Chasna en Vilaflor, donde vivió y realizó sus obras y milagros.

Al punto y seguido a su jornada. Mientras el pastoreo copaba lo cotidiano del santo hermano, pasado y presente, continuación en su respeto y cuidado, de la Cuevecita, prehispánica originaria del siglo XVII cuyo significado supera el ámbito estrictamente religioso. Recogimiento y reflexión. Ánimo y paz es una de las cosas que poder sentir y descubrir, al visitar la cueva y sus alrededores. Visibilidad de una instantánea de permanencia perenne.

Entrando y saliendo. Al sonido improvisado de aviones, surcando y cruzando el cielo, casi  a ras de pista del aeropuerto sureño. La cuevecita transcurre pasiva, a espera de ser visitada, poner aliento, al silencio.
Paraje virgen, solitario, impregnado de color arenoso, un recorrido de tranquilidad. Fina brisa en su exterior que azota el cuerpo cada segundo, recreándose fuera de montículos, a la tranquilidad y pensamientos; bienestar que embargan el sentir de un recogimiento.

Sillas, cuadros; citas, y oraciones enmarcadas y sujetas en las escarpadas y rugosas paredes ornamentan la cuevecita, dando cobijo y serenidad, que invitan a dejarse llevar por cualquier brote temporal de cualquier pensamiento; plegaria, alegría… Invade y evade cada segundo de la estancia; pleno y alentador silencio. Con el sonido de aves… Impregnación de sosiego.

Atesorándonoslo todo en la cuevecita. Historia y vivencia que, actualmente, parece no haberse evaporado en ningún instante, a pesar de los años transcurridos. A su otro pueblo devoto; su estancia en Antigua (Guatemala), hasta allí lo condujo en uno de los caminos de su vida, de la vida.

Santo Hermano Pedro, beatificado y venerado por cuantos a su cuevecita acuden.
Terapia para el alma, que ayuda a continuar, un apoyo cuando al hacer una parada, reponer fuerzas, bloquea al llegar, entrar y estar tan sólo unos minutos en la cuevita.

Cueva Sto. Hermano Pedro (Exterior)
Cueva Sto. Hermano Pedro (Exterior)

Tranquilidad y sosiego que invitan a visitar y hacer el camino del Santo Hermano Pedro. Fieles a la actualidad pastoril como antaño. Milagroso recogimiento de Cientos de devotos que acuden al lugar para celebrar y orar […]

By | 2017-06-19T19:26:12+00:00 Abril 21st, 2012|Tradiciones|0 Comments

Viviendo el presente; tiempo de siempre

Viviendo el presente. Viviendo el pasado, presente y futuro. Siendo el presente, el único tiempo de siempre. Sin dejar el pasado de ser futuro, es hoy, lo único verdaderamente importante que llega al presente.
Cuantas veces no valorar lo que todo ello significa y conlleva para cada uno. Siendo, sintiendo… Miles de preguntas y sensaciones, que en el tiempo siempre acontecen.

Hoy es mañana, mañana es hoy, y hoy, es siempre.
El presente es consecuencia de los hechos pasados; por lo tanto, el ahora, es el tiempo para vivir el presente.

Con la consciencia de lo vivido en el pasado.
Olvidarse, sin olvidarse de lo acontecido, es un buen antídoto para seguir y pensar en el presente. El futuro más actual. -Dedicarle tiempo al tiempo-. Sin que eso nos ocupe y despiste; ausente sobre el tiempo actual; el más próximo en ideales, sueños, anhelos…

Olvidarse del pasado. Sin pensar en el futuro. Siendo lo único importante, el ahora. Sin querer decir que el tiempo como tal, no existe. Ninguno hace deba ser obviado. Sencillamente, mirar hacia detrás es dar cabida a la aparición de ciertas frustraciones, por la imposibilidad de poder cambiar o modificar los acontecimientos pasados. La nostálgica y el apego, a la aparición de acontecimientos y emociones, de las que por el propio progreso y avance de la vida no regresarán. -Sufrir y vivir por el recuerdo de los recuerdos-.

Conservando siempre la conciencia de lo pasado, sin que ello implique vivir ó recrearse en el, únicamente tenerlo en consideración. Un referente de orígenes; de dónde provenimos, lo que se ha percibido, sentido y vivido.
Porque los tiempos pasados, como en general las cosas, aun por similares, y repetidas, nunca serán idénticas ahora en tiempo y maneras a las anteriores. Vivencias y sentimientos, inescrutablemente cambiantes.
Sin existir otro momento ideal más que el presente. El tiempo vivido que permanecerá eternamente, imborrable.

El pasado esta delante de cada uno y el futuro detrás. Mirarlo de esta manera da un punto de vista sencillo y realista de lo que tenemos en nuestras manos. Encaminarnos sin dejar nos arrastre el tiempo, absorberlo siempre antes.

Mirar al futuro podría traer inquietudes, dejar relucir preocupaciones; la incertidumbre propia de no saber que nos deparará, no controlarlo. Al poco poder cambiante como para cualquier otra situación de la vida, tenemos otorgado.

Sin continuamente ignorar al presente, sin saltar del presente al pasado, del pasado al futuro, y así sucesivamente, recreándonos en otras épocas. Ignorando Casi de manera exagerada, y por completo al presente. Dificultando vivir cualquier momento plenamente.
Vivir anclados en el pasado o en el futuro definitivamente sólo produce desasosiego y sufrimiento. Inquietud interna que no dejará vivir realmente el tiempo de hoy. Interponiéndose a cualquier deseo y desarrollo, sin permitir integrar de una manera alegre, y natural en la vida, los instantes de ahora.
Una manera de alejar y maltratar un tiempo valioso. El presente irrefutable. Desentrañando radicalmente […]

By | 2017-06-19T19:26:12+00:00 Abril 19th, 2012|Opinión bloguera|7 Comments

Guiones en “El Chicharro”/Onda Cit: Una aventura humorística; nº 3

Siguiendo tal como os dijese la semana pasada, acomodo por la Buhardilla, El tiempo de humor y aventura…

Audio del guión de D. Agapito y D. Serafín. Ahora, nº 3.

Título: “Las Luces… Tarifas de Risas”…


-”Aquí, el guión…”- (Incluyo Audio -Escúchalo-)

 

? SERA/ ¡Buenas tardes D. Agapito!…

º D. AGA/ ¡¡Ande, ande!!… ¡Súbase a mi Willy,  y vamos a la radio, que llegamos tarde!…

[Canturrea…] ¡¡A todo gas, a todo gas… Con el Willy, la vida va, a todo gas!!… ¡A todo gas, gas, gas!… ¡Gastando, gas!…

? SERA/ ¿Tiene Ud. El azúcar subida, D. Agapito?…

º D. AGA/ ¿¡El azúcar!?… ¡¡Ande, y no me vacile, jovenzuelo ajirivillado!!… ¡Yo, lo más subido, que tengo, tengo, tengo!… ¡¡Es, Un monumental cabreo!!… ¡Ud. Siempre en Babia!… ¡Tortolín!…

? SERA/ ¿Por qué me dice eso, D. Agapito?… ¡¡Lo veo así, escuálido, pálido… Y me preocupo por su salud!!…

º D. AGA/ ¡Vaya, vaya, vaya!… ¡¡Qué gentil… y considerado!!… ¡No es lo mismo, candil que adinerado!…

? SERA/ ¿¡Lo mismo, que, qué!?… ¡D. Agapito! ¿Qué quién?…

º D. AGA/ ¡Mire, mire…!… ¡¡No tengo el horno para huevecillos de codornices, comprende atontado, mire bien!!…

? SERA/ ¡¡¿Es eso el contrato de la risa, de la rifa, que D. José Luis, ha enviado, como siempre,  a usted primero?!!… ¿¡Verdad, D. Agapito!?

º D. AGA/ ¡¡Este Serafín lo tergiversa todo!!

? SERA/   … Sí, si… ¡¡A mí, nanay, de la Parichina!!… ¡Este Jefe!…

D. JOSÉ LUIS/ [Pensado, como si estuviese con ellos en el coche] ¿Contrato, yo?…  Si ni siquiera estoy contratado…? ¡A qué se referirá ¡Serafín!… ¡Sera, será una rifa, no un contrato ¡A mí que me registren!…

º D. AGA/ ¿No escuchó, Serafín la voz de D. José Luis…?

? SERA/ ¡No, no! ¿Es tal la magia que desprende… qué lo tiene dominado…?

º D. AGA/ ¡Éste Tortolín, siempre liando, liando!… ¡¡Pelmazo!!… ¡Entérese!… Se trata de éste papelito… ¿¡Ve usted Serafín!?… ¡No es, ni mi azúcar, ni cuadrante, triángulo de muda,  digo, de Las  Bermudas, ni rifa de risa de ningún contrato… ¡Entérese!… Es el ¡¡¡Recibo de la Luz!!!… ¡Las nuevas tarifas!… ¡Totufo!  Y Ud. En Babia!!…

? SERA/ ¡Ande!… ¿¡Y eso le pone dulce, la sangre?!…

º D. AGA/ ¡Dulce, dulce…! Ay Dios mío, a este serafín… (Hace ruidos de molesto)… ¡Eso me pone las ganas de darle a Ud. Por entre piernas… ¡Santo Serafín! Qué siempre se me cruza Ud. por mis partes!… ¡Que no se entera Ud. De nada!… ¡¡Estas trastadas de los poderosos, son las que me ponen así!!… ¡¡me dan ganas de pisarle a mí  Willy,  y no parar, hasta quemar todo el petróleo!!… ¡Alcornoque!

D. JOSÉ LUIS/ (Pensando) […]

By | 2017-06-19T19:26:12+00:00 Abril 18th, 2012|Unas risas|1 Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies