200 En Corto: Triquiñuelas, y peripecias de comportamientos

Inicio/200 En Corto/200 En Corto: Triquiñuelas, y peripecias de comportamientos

200 En Corto: Triquiñuelas, y peripecias de comportamientos

Peripecias del engaño, triquiñuelas que nunca terminan siendo ficción. Realidad y picardía de quienes aprovechan la necesidad y dependencia de otros. Situaciones complejas, que desgarran impotencia al saber de ciertos tipos de actos.
Manipulaciones y aprovechamientos, que más que de una situación personal se hace de la propia persona.

‘Timos de la estampita’, ‘débil’, logran, cuando la realidad, se hace real; en un semáforo vendiendo pañuelos, limpiando cristales, en un parque, casa por casa solicitando ayuda. Comprensión y colaboración, a triquiñuelas que termina erradicándose.
Actuaciones, actitudes manifestadas y atajadas por la Policía Nacional; actualmente en Madrid, mañana quien sabe. Sin considerar nacionalidades; nada ayuda, ni facilita a cuantos verdaderamente, por motivos personales; dependencia u otras necesidades, escaseando los medios a las circunstancias, ven abogados a esta andadura.

Curiosa, estrafalaria vestimenta, incómoda que producen ciertos rechazos: desidia personal. Paradójicamente, ninguna ligada. La  determinación de cualquier complejidad; pérdida de solvencia económica, independencia personal… No conlleva al fin de la higiene.
Si algo puede conservarse, y siempre afanan, es su pulcro aspecto y aseo. Curiosos, aseados(as) porque ante situaciones complejas, la imposibilidad y finalización de la salubridad personal, no tiene porqué verse restada.

Actitudes, comportamientos, abusos y usos de necesidades, situaciones que generan y propagarse actitudes indeseadas como las acontecidas, a terceros.

Por | 2017-06-19T19:26:11+00:00 Abril 27th, 2012|200 En Corto|3 Comentarios

About the autor:

Siempre escribir para mí ha sido una excelente herramienta de expresión. Hasta que un día, la tecnología se presentó en mi vida y completó ese deseo de un modo extraordinario. Ahora hago narraciones por ejemplo de la risa, el viento, el agua, el amor, la nostalgia, los sueños. Aventuras lingüísticas que me proporcionan felicidad, igual que a un niño corretear en el parque de atracciones.

3 Comentarios

  1. yosef 27 Abril, 2012 en 2:02

    Por supuesto, aprovecharse de los más desfavorecidos es una práctica muy muy antigua y es una vergüenza; deberían de tomar medidas serias contra esto. Luego pasa lo que pasa, desconfianza, cada pasotismo por los demás es por esto mismo. ¿Crees que no están identificadas los explotadores?

    Indignante, niños vejados!!!!

  2. cristina098 28 Abril, 2012 en 22:02

    Siguen ocurriendo, siguen abusando, explotando, debe ser eliminado de la sociedad YA

  3. naufraloq 4 Mayo, 2012 en 11:42

    Mala gente siempre hay en cualquier sitio, abusando de los débiles, no, no creo sean débiles!! no poder moverse no es ser débil!! Acabemos ya con todo ese destrozo social!!!

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies