No puedo creer que no sepas aún que las mejores cosas de la vida, y en la vida, son gratis: Abrazar, sonreír, los amigos, la familia, amar, reír… Buenos momentos que aún en compañía de aquellas otras cosas buenas de la vida, y no tan buenas, de un modo temporal, también nos hacen grandes. Tenemos la capacidad de acoplarlas igualmente a nosotros y andar así con ellas el día que toca sin caer en su trampa, y aún preguntándonos qué pasa, no podemos obviar que sabemos el valor de las cosas de la vida.

No tiene sentido que dejemos desaparecer las cosas buenas, por nuestras amarguras, y por esos miedos que nos coartan todo movimiento, pensamiento y sentimientos.
Haremos lo que nos dicte el corazón, y nos comprometeremos a ser felices, y hacer felices a todos quienes queremos; ya que, quién nos ha dado la vida, quiere que lo aprovechemos….

No puedo creer, que aún, no sepas que debes abrazar a tu gente hoy, sonreír a los amigos, y la familia; sin dejar de amarles, ni decirles que les quieres. Así, irte a reír a su lado y, disfrutar de cada una de las cosas que lleva la vida contigo

.