Agradeceros a cuantos me habéis dedicado vuestros pensamientos, sentimientos y palabras, por mi cumpleaños.  Gracias sinceras.

Esperando hayáis recibido, mi agradecimiento sincero y emocionado desde los diferentes medios por lo que a la par recibía, respondía.

Desde la Buhardilla.  Mi emoción contenida de comprobar, como os habéis acordado de este día, que para mí, es especial; aun sabiendo hay para quién no es un día así, vivido con emoción y ganas, por la manifestación de signos de vejez. No es mi caso. Siendo así, significará al menos han sido vividos. Cada año sentido, a través de las diferentes etapas de la vida; nacimiento, niñez, y época de juventud… La fase adulta, convertida en una mezcla de todas, dependiendo exclusivamente de cada uno, asumirla y vivirla de la mejor forma.

Personalmente, sin considerarme mayor, -que tampoco-; concluyendo que la mejor edad parte del alma. Creyendo, cada época como única, irrepetible. Que vivirla y aprovecharla al máximo debe ser un deber diario. Tumbando lo que haya que tumbar

¡Gracias a todos(as) por desde vuestra sinceridad y sin excusas para no hacerlo, dedicasteis parte de vuestro tiempo en felicitarme, y hacerme feliz; cada uno en mi, con un cachito de vuestra presencia, un nuevo año de vida, de cumpleaños! ¡¡Gracias!!